Sobre Series: Hwarang. The beginning (Dorama)



Reseña Hwarang: The beginning


Título: Hwarang. The beginning
Dirección: Yoon Sung-Shik
Guión: Young Park-Eun
País: Corea del sur
Año: 2016
Duración: 60 min. 20 episodios
Género: Histórica, Drama, Romance
Interpretación: Park Seo Joon (Perro pájaro/ Moo Myung),
Park Hyung-Sik (Heredero/ Kim Ji Diwi), Go Ara (Kim Ah-Ro), Sung Dong-il (jefe de los hwarang), Choi Min-ho (Kim Soo Ho), Kim Tae-hyung “V” (Seok Han-Sung), Do Ji Han (Park Ban-Ryu), Yoo Jae Myung (Pa Oh)


*Sin spoilers

Una vez más estoy de regreso para hablaros de los doramas que estoy viendo. Este ha sido el tercero que he visto y con él no abandono la temática histórica. He visto Moon Lovers que se centraba en la dinastía Goryeo, Moonlight draw by clouds, en la dinastía Joseon y ahora Hwarang, que transcurre en el reino de Silla.
Los doramas históricos me atrajeron desde el principio más que los contemporáneos porque siempre me han gustado las series históricas, apenas sabía nada de la historia de Corea y me han resultado muy interesantes. Además, el vestuario y los decorados son un gran aliciente. La dinastía Goryeo tiene una vestimenta muy bonita, pero la del reinado Silla creo que me ha gustado todavía más. Es muy particular, los hombres nobles llevaban el pelo largo y unas túnicas bellamente decoradas. Sin duda es una gozada poder apreciarlo en pantalla.
Como comentaré a continuación Hwarang fue un dorama que me llamó la atención por su sinopsis y que al principio me divirtió mucho. Tiene mucho humor y me enganchó por completo, pero la calidad de la trama y los personajes no está a la altura de otros k-dramas y quizá por eso, a pesar de su casting (que incluso contaba con V de BTS) no ha tenido un gran éxito en su país de origen. Pero antes de seguir, vayamos con un resumen del argumento, sin spoilers, por supuesto. 

Argumento

Él no tiene nombre, lo conocen como “el perro-pájaro” por sus habilidades para la lucha. Simplemente es un campesino más y la única persona que le importa es su mejor amigo, por eso le acompaña cuando este decide ingresar en la ciudad y buscar a su familia perdida. Colarse en un lugar así podría costarles la vida, pero se las arreglarán para hacerlo.


La villa está amurallada y dentro viven los nobles y comerciantes más afortunados, parece un mundo diferente al suyo, lleno de penurias y dolor. Moo Myung busca a su padre y a su hermana, a quien reconocerá por llevar el mismo colgante que él. No obstante, el perro-pájaro sabe que su amigo tiene un increíble don para meterse en problemas y eso los llevará a enfrentarse con algunos de los jóvenes nobles más peligrosos del lugar.
Kim Ah-Ro es la hija del mejor médico del pueblo, pero su querido padre no gana mucho, pues no cobra a los clientes pobres y por eso ella está decidida a hacer dinero como pueda. Uno de sus trabajos consiste en ser una excelente narradora de históricas románticas que hacen suspirar a más de uno. Jamás se habría imaginado que su perdido hermano está tan cerca de ella. Lo único que tiene en mente es evitar al noble Kim Ji Diwi, un joven forastero con el que se cruza más de una vez en extrañas circunstancias.
Precisamente ese joven puede ser la persona con el secreto más importante de toda Silla, en realidad, él es el joven rey. Después de la muerte de su padre, su madre, la reina regente, lo envió lejos para protegerlo y ahora parece reacia a dejar el poder en su nombre. Nadie puede reconocer su rostro, en realidad, solo su madre puede hacerlo y sin su palabra prácticamente no es nadie, ninguno de los ministros lo creería. La reina insiste en que si conocen su identidad tratarán de matarlo para arrebatarle el poder, y dado que es joven y débil no puede manejar a la corte llena de enemigos que tiene en palacio.


Tampoco la reina lo tiene fácil y por eso decide crear Hwarang, un sistema por el cual todos los nobles deberán entregar a sus hijos varones con el fin de que sean entrenados para servir al rey. Un grupo de hombres tan hermosos como las flores y capaces de defender a Silla de cualquier peligro. Este giro de los acontecimientos permitirá que la reina gane algo de tiempo pero las circunstancias se verán alteradas por diferentes factores y su hijo, el legítimo rey, acabará formando parte de los jóvenes que serán entrenados para defender el reino, muy a su pesar. Una de las nuevas incorporaciones será la de perro-pájaro, que con otra identidad se verá obligado a aceptar las órdenes de la reina y entrar a formar parte de las filas de Hwarang.
Así será como un grupo de chicos que no se conocen o que se aborrecen tendrán que convivir juntos y aprender a luchar y pensar en favor del pueblo. Las conspiraciones, los secretos, la amistad y el amor llevarán a los protagonistas de esta historia a tener que tomar difíciles decisiones.

Opinión

En esencia, Hwarang nos habla de un grupo de chicos que no se llevan muy bien y que tendrán que convivir en una misma habitación y estudiar y aprender juntos. Se dice que eran algo así como soldados de élite, pero realmente está lejos de la idea occidental que podemos tener porque o los reinos coreanos no tenían ejército o en los doramas no muestran un ejército bien surtido y organizado. Quizá sea por razones de presupuesto, no lo sé. En esencia, en el dorama estos chicos son un poco como los idols del momento, todos son guapos, adinerados y admirados.
Contamos con tres protagonistas y conocemos primero al «perro-pájaro», no quiero hacer spoilers pero los primeros capítulos se centran un poco más en él y son algo lentos. La mejor parte de la historia se da hacia la mitad y no engancha de verdad hasta que se da la orden de formar Hwarang y todos, por una razón u otra, acaban ahí. Es en ese momento en el que empiezan a convivir juntos y se darán un montón de escenas de humor de lo más divertidas.
Este protagonista sin nombre tiene un pasado muy misterioso y es que por tener no tiene ni nombre. No sabe quienes son sus padres y lo único que quiere es ayudar a su amigo a encontrar a su familia. Conocerá a la hermana de este, que pasará a ser la doctora oficial de los Hwarang, y a su vez conocerá a Kim Ji Diwi, que en realidad es el rey. Ji Diwi tendrá que enfrentarse a una difícil situación ¿cómo puede reclamar el trono de Silla? ¿Está preparado para ser rey? No sabe cómo dejar de ser débil para poder sobrellevar la carga y evitar que le quiten el trono los ministros poderosos. Ante todo, deben evitar que Silla vaya a la guerra, por el bien del pueblo, pero para ello ha de enfrentarse también a su propia madre. Así que contamos con estos tres protagonistas, pero también tendrán peso otros personajes secundarios cuyas historias iremos conociendo. El bromance está garantizado.


Lo primero que me llamó la atención fue el vestuario tan diferente de este reinado y también me ayudó a conocer un poco más de la historia de Corea, ya que en ese momento estaba dividida en tres reinos y cada uno tenía características diferentes. Más tarde se acabarían uniendo. Por otra parte, algo por lo que también destacó, y no para bien, es que no es históricamente fiel en todo, por ejemplo, los personajes se reúnen en un lugar que sería algo así como un pub de la época. La decoración y lo que se hacía allí es una visión muy moderna, no creo que en ese momento histórico existieran ese tipo de locales, al menos tal y como los presentan aquí. También me sorprendió ver que organizaban partidos de fútbol e incluso iban vestidos de colores para diferenciar los equipos. Digamos que en este dorama no es tan estricto en ese sentido y para crear humor se saltan un poco el rigor histórico. No es tampoco excesivo, pero en un principio me sorprendió.
Cuando los personajes principales se juntan comienza el nudo de la historia y es lo que más he disfrutado. Hay muchas escenas cómicas de mano de los chicos, tanto de los protagonistas como de los secundarios, y me lo he pasado muy bien. También surge un triángulo amoroso ¡parece que no pueden faltar en un dorama! Al igual que los otros que he visto, está claro con quien se va a quedar y la verdad, es que no era mi favorito.

Y este es uno de los fallos más grandes que he visto en esta historia y que sobresale especialmente hacia el final de la misma: el poco carisma de los protagonistas. Sé que Park Seo Joon es un actor muy conocido y que ha participado en muchas otras series, ahora que lo he visto en otras creo que lo puede hacer muy bien, pero en Hwarang su personaje me ha terminado cansando. El romance entre él y la chica no me ha gustado, no he visto química y me ha parecido aburrido. Está serio en muchos momentos y creo que las escenas humorísticas de los demás personajes eran mejores que las suyas.
Park Hyun Sik me ha encantado, tiene un rostro y unos ojos muy expresivos y su papel de noble guapo y engreído es divertido. A su vez tiene un gran dilema al ser un rey que todo el mundo considera débil y al vivir escondido toda su vida. Es joven y no sabe como enfrentarse a su madre, tampoco sabe cómo manejar los asuntos de palacio y en todo momento esperaba que se mostrase una faceta de él más valiente o más inteligente. Creo que es un personaje que tenía bastante más que aportar y la resolución de su trama es un poco evidente y fácil, sin que él llegue a lucirse. Sin duda su trama me ha gustado mucho más que la de perro-pájaro y por el final del dorama, creo que quizá se esperaba explotar más a este personaje en otra temporada.
Ah Ro, la chica, quizá ha sido otra de las decepciones. Es un personaje enfocado desde el punto de vista cómico pero no logra funcionar del todo y cuando participa en escenas dramáticas es peor. No me ha hecho gracia y creo que la actriz (ya sea por dirección o decisión propia) frunce mucho el ceño, pone una mirada asesina entre cómica y enfadada un tanto rara, pero es su expresión la mayor parte del tiempo. Cuando llora grita mucho y en los momentos cómicos encaja, pero cuando lo hace en un momento dramático es muy raro, parece que sigue haciendo comedia.
En todo caso el personaje se desperdicia, en especial al final, porque tiene menos presencia y los momentos de acción que podría vivir o las decisiones que podría tomar se dejan de lado y es mucho más pasiva. Esto sucede mucho en los doramas, otras personas controlan la vida de la chica protagonista y aunque al principio parece tener más poder sobre sí misma al final eso se desvanece.
La relación amorosa tiene cada vez más presencia pero los capítulos en los que es el motor principal son aburridos. Toda la emoción y la diversión que sentí al ver el dorama fue disminuyendo a medida que se acercaba el cierre, fui perdiendo el interés, quizá porque alargaron demasiado la resolución del conflicto amoroso. Realmente me interesaba más saber qué pasaría con el rey y otros personajes secundarios.
En cuanto a eso, hay que destacar a varios, pero ya que hablamos de amor la relación del personaje de Ban-Ryu con una de las chicas nobles me resultó más bonita e interesante que la de los protagonistas. Este es un personaje muy serio cuyo padrastro aspira al poder y está siempre en una difícil situación, puesto que él no tiene esas ambiciones. Su verdadero padre está en una posición delicada y se dieron un par de escenas bastante duras y significativas que nos muestran el poder de los ministros y de cómo podían estar sometidas las personas a su cargo. Las batallas políticas por el poder son un clásico de los doramas históricos y pueden ser de lo más entretenidas.
Por su parte tenemos a Soo Ho, interpretado por Min-ho (no sabía mucho de K-pop cuando vi la serie y no sabía que era integrante de ShiNee) también aporta muchos momentos cómicos y el curioso caso de estar enamorado de una mujer mayor que él. Es un tanto inesperado y extraño y me gustó. También está enfrentado a Ban-Ryu y compiten todo el tiempo. Estos dos serán de los que más risas le sacan al público.


También sale Taehyung de BTS (sorpresa, tampoco sabía quien era) y le toca hacer de chico más bien infantil y soñador que no encaja en el mundo de los soldados. Su imagen es tierna pero un poco vacua, el dilema de su hermano mestizo me resultó más completo, aunque luego queda todo un poco en el aire. Creo que la trama de estos dos hermanos podría haberse explicado mejor y jugar mejor con ella para que nos hubiera emocionado más de lo que hace.
Hay algunas escenas de acción interesantes, pero ninguna ha destacado y se abusa de ese momento en el que a alguien le dan un flechazo pero oye, no pasa nada, aquí no se muere nadie por una flecha en el corazón que luego misteriosamente ya no está tan a la izquierda. Creo que son detalles que se podrían haber cuidado más y lo mismo sucede con un gran enfrentamiento que los chicos Hwarang tienen con el príncipe heredero de otro reino. ¿Es que aquí nadie tiene ejército? Cuatro soldados para cada bando y algunas decisiones o secuencias un poco tontas en las que varios se salvan de milagro. No podemos esperar grandes estrategias de batalla o grandes muestras de inteligencia estratégica, aunque no haya presupuesto para recrear estas batallas con tantos extras, pues esto no es una gran producción, creo que el guion podría haber estado mejor en este aspecto.
Los doramas históricos tienen amor, conspiraciones y dilemas personales, si además cuidaran el aspecto histórico y les diesen astucia a sus personajes serían muchísimo más redondos, y con cosas que se pueden hacer sin un enorme presupuesto, siendo verosímiles y más rigurosos.

     


En conclusión

Me llevo un buen recuerdo de Hwarang por lo mucho que me divertí viéndolo, es un dorama lleno de humor y con un vestuario muy bonito (aunque no muy variado) y la idea principal es interesante, aunque no termina por desarrollar todo su potencial.
La principal pega es que la relación amorosa y los personajes que la componen me ha aburrido, por su parte, el personaje que interpreta al rey es muy interesante y en todo momento lamenté que no se le prestase más atención, porque su trama era más atrayente que la romántica y la actuación del actor me gustó más.


A pesar de que no es perfecto es un dorama muy recomendable si queréis echaros unas risas y os gustan los dramas de época. La trama política no es la más inquietante pero también engancha y los actores lo hacen bien, incluso los secundarios. Con el tiempo y bajo otra perspectiva puedo decir que no está entre los doramas que más me han impactado pero me dejó con ganas de más y gracias a él aprendí más sobre la historia de Corea y sus diferentes reinos, así que animo a cualquier al que le atraiga a darle una oportunidad.
Como siempre, me gustaría conocer vuestra opinión si lo habéis visto o qué tipo de doramas soléis ver, se aceptan recomendaciones.



Trailer




Otras entradas de interés:
· Moon Lovers Scarlet Ryeo
· Moonlight draw by clouds

15 comentarios :

  1. Hola!!!! Que bueno que te gusto por mi parte no soy de ver Doramas históricos hahahaah yo el que estoy viendo actualmente es Playfull Kiss.
    Besos♡

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Lo vi cuando se estrenó y tengo que reconocer que no me gustó mucho. En mi caso lo vi más que nada porque salía Park Seojoon pero creo que no le supieron sacar partido a su personaje, aunque su relación con el personaje de Hyunsik sí que me gustó un montón y me pareció muy graciosa la relación amistad/odio que tienen desde el principio. Por otro lado Ahro no me gustó nada, aunque creo que se debe a que la actriz que la interpreta no me termina de convencer, me parece bastante sobreactuada.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues coincido contigo en lo de la actriz, tampoco me gustó. Fíjate que yo no quería ver dramas protagonizados por Park Seo Joon porque no me había gustado nada aquí pero lo vi en Kill me heal me y me sorprendió. He terminado de ver Whats wrong with secretary Kim? y me ha encantado, creo que este personaje no era interesante para él y que tampoco estaba bien dirigido.
      Pero pese a todo me reí mucho con este dorama cuando comienzan a convivir todos juntos, hay escenas muy graciosas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Yo nunca he visto un Dorama, pero la verdad es que tampoco me llaman la atención. Con la cantidad de series que sigo tengo suficiente. Feliz semana :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    La verdad no he visto nunca un Dorama y no me llama especialmente jejejej
    besotes

    ResponderEliminar
  5. Coincido bastante con tu opinión, el dorama en sí me gustó mucho, si es verdad que tiene algunas costillas como lo del fútbol que chirrían un poco pero las pase muy por alto. Lo de la pareja protagonista es exacto a como lo sentí, no había química y por más que lo pienso no se a que se debe. Quizás todo era muy forzado o a la historia le faltaba algo. Mi favorito también fue el rey, su personaje me resultó mucho más interesante y también me hubiese gustado que se hubiese profundizado más en él. Los secundarios también levantan mucho la trama, la historia de amor secundaria también me gustó mucho más que la principal. Y el personaje de V de BTS aunque sale poco me enamoro por lo inocente y tierno que era.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La primera vez que lo vi ese aspecto de transgresión histórica me llamó mucho la atención porque los otros doramas que había visto no lo hacían tan claramente pero ahora ya estoy curada de espanto :) tampoco me molestó en exceso pero en todo caso no es un dorama que se pueda seguir para aprender fielmente sobre la historia, hay otros que tienen más cuidado.
      Creo que casi todo el mundo coincide en que el romance secundario fue más interesante que el principal jaja Bueno, tiene sus cosas pero sigue siendo divertido, las risas que me eché viendo a Minho como hermano histérico o viendolos lavar en el río no me las quita nadie :) Yo lo recomiendo.

      Eliminar
  6. Me lo apunto que de vez en cuando me gusta ver alguna serie con más humor, gracias por la crítica.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! La verdad es que a mí no me gustan mucho los doramas históricos, suelo disfrutar más de los que son contemporáneos. Pero en cualquier caso me alegro de que te lo pasaras bien con su lectura. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola, este es uno de los pocos doramas históricos que no he visto y la verdad es que no he tenido mucha suerte con este tipo porque han sido pocos los que me han gustado así que no sabría que hacer con él, puede que lo vea porque a los protas tíos los conozco y puede que por ahí decida verlo.

    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, hola!

    Creo que nunca he visto un dorama pero tendré que ponerle remedio, la verdad que creo que este me puede gustar. Me lo llevo apuntado para cuando acabe de ponerme al día con El ministerio del tiempo.

    Mil besos,
    Celia | 1000 LIBROS blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo ves espero que te guste y lo disfrutes, hay mucha variedad de doramas y si te enganchas a ellos tendrás donde elegir, mis favoritos son los cómicos :)

      Eliminar
  10. ¡Holaa! No he visto nunca un dorama, nunca me animo a verlos. Por lo que cuentas parece estar bien, no lo descarto para verlo en un futuro. Espero animarme pronto a ver alguno^^

    ¡Nos leemos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    La verdad es que no me llama mucho la atención, pero me alegro de que la hayas disfrutado.
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.