Reseña: Memorias de una geisha, Arthur Golden

 

Memorias de una geisha


Título: Memorias de una geisha

Autor: Arthur Golden

Traducción: Pilar Vázquez

Editorial: Suma de letras (Ver ficha)

ISBN: 978-84-96463-21-4

Año de publicación: 2006

Páginas: 584

Género: Histórica, Romántica

Libro único

 

Sinopsis

 

En Memorias de una geisha Arthur Golden abre una ventana a al hermético y misterioso mundo de las geishas de Kyoto, donde la sensualidad y la belleza se dan la mano con la degradación y el sometimiento. Poco antes de su muerte, Sayuri relata a un amigo su atribulada y fascinante vida: cómo, desde una mísera infancia, llegó a convertirse en una de las geishas más famosas del Japón de entreguerras, un país en el que aún resonaban los ecos feudales y donde las tradiciones ancestrales empezaban a convivir con los modos del mundo moderno. Apasionante y sorprendente, Memorias de una geisha ha batido récords de permanencia en las listas de superventas de todo el mundo y conquistado a lectores en más de veintiséis idiomas.

 

Mi opinión:

 

Chiyo ha crecido en un pueblo pesquero junto a sus padres y a su hermana Satsu. Había sido feliz en su sencilla vida hasta que su madre enfermó. A pesar de las visitas del médico no mejoraba y un día vino a buscarlas a ella y a su hermana el señor Tanaka. Este había hablado con algo de su padre y tras unos días de un silencio inquietante había aceptado que el señor Tanaka se llevase a sus hijas a Kioto.

La pequeña Chiyo llegó a una ciudad que nunca había visto, ni ella ni su hermana comprendían lo que estaba pasando. El señor Tanaka hizo que las viera una señora de una casa elegante: Chiyo fue aceptada, Satsu no.

Más adelante Chiyo supo que había sido vendida para convertirse en geisha de la okiya, mientras que su hermana Satsu había sido entregada al barrio del placer para ejercer como prostituta.

En todo momento su intención es huir pero tras unos cuantos incidentes acaba dándose cuenta de que está atrapada. La amabilidad de un desconocido en la calle será el único aliento que reciba y convertirse en geisha será su objetivo final, solo así cree que logrará recuperar un poco de la libertad que le arrebataron y la posibilidad de ser amada, pero la vida de una geisha no es fácil.

El mundo de la flor y el sauce requiere entrega total, un trabajo minucioso y agotador que no siempre recibe recompensa. Además, Chiyo, más tarde Sayuri, tendrá que lidiar con Hatsumomo, la principal geisha de la okiya y que ve en ella a una contrincante que aplastar.

 

Hace años que leí este libro por primera vez, en realidad, era adolescente todavía y debo decir que me impactó. Me fascinó el mundo de las geishas y de Japón, por aquel entonces no podía buscar otras lecturas similares, pero ahí empezó mi pasión por la novela histórica.

Memorias de una geisha, además de contarnos la historia de una niña que crece y sigue un objetivo en un mundo adverso, presenta una narración que le da un toque especial. El enfoque que le proporciona el autor es muy subjetivo, Chiyo/Sayuri nos cuenta su vida como si la estuviera rememorando y no olvida impregnarlo todo con sus sentimientos. Este hecho le aporta vida a la lectura, porque entendemos en todo momento como se siente Sayuri, eso es incluso más importante que lo que sucede, por eso es tan fácil empatizar con la protagonista y por eso nos deja una huella tan profunda una vez llegamos al final de su historia.


[Extracto del libro]

Ciertamente nunca había pensado así en la Abuela. Me sorprendí preguntándome si ella también habría empezado la vida de la misma manera que yo. Lo mismo daba que ella fuera una anciana mezquina y o sólo una chiquilla luchadora. Una vida injusta podía volver mezquino a cualquiera, ¿o no? Me acordaba estupendamente de que un día, allá en Yoroido, un muchacho me tiró a una zarza. Para cuando conseguí desenredarme y salir estaba que mordía. Si sólo unos minutos de sufrimiento había bastado para ponerme en es estado, ¿qué no podrían hacer años y años de sufrimiento? Incluso las rocas terminan erosionándose con la lluvia.


Uno de los aspectos que ayuda a que suceda esto creo que es el ver crecer a la protagonista. La conocemos desde que es una niña pequeña, nos cuenta cómo es vivir en esa pequeña aldea pesquera y luego vivimos con ella su venta a la okiya, la sorpresa y el pánico inicial. También es una situación propicia para que junto a ella el lector vaya conociendo poco a poco el mundo de las geishas, como se comienza y qué se espera de ellas.

El funcionamiento de la okiya, las hermanas mayores, el debut como maiko, la importancia de las clases, etc. se narra de una buena forma en este libro, muy fiel a lo que la especialista Liza Dalby cuenta en su tesis.

En la parte más centrada en la trama tenemos a una clara antagonista y a un interés romántico. Sayuri se enamora desde muy joven y quizá eso es lo que menos me gusta del libro, que todo en su vida gira en torno a ese amor que ella tiene en su mente. Con una perspectiva adulta puedo decir que depende demasiado de eso para superarse e incluso está dispuesta a arriesgarlo todo, no me parece lo más sano o bonito de todo, especialmente si tenemos en cuenta su juventud.


[Extracto del libro]

La pena es una cosa extraña; nos deja totalmente desamparados. Es como una ventana que se abriera sola; la habitación se queda fría, y lo único que podemos hacer es tiritar. Pero cada vez se abre un poco menos y un poco menos, hasta que un día nos preguntamos qué habrá pasado con ella.


Sayuri es el personaje más profundo, pero el resto está bien caracterizado y la ambientación es lo que más destaca junto a la narración. Todo ello hace de esta novela una lectura destacable, que merece mucho la pena y que por algo se ha convertido en todo un referente para aquellas personas que se acercan por primera vez al mundo de ficción ambientada en Japón.





Mi experiencia en esta relectura ha sido muy buena, es un libro al que me gusta volver con los años porque sigo fascinada con la época, el mundo de las geishas y la historia de superación de la protagonista. Lo recomiendo muchísimo, si os atrae la historia dadle una oportunidad y no tengáis miedo porque es un libro que ya tiene años. A veces la cantidad de novedades nos puede cegar pero hay una gran cantidad de novelas preciosas que se han publicado a lo largo de los últimos años que son igual de interesantes.


[Extracto del libro]

—(…) No nos hacemos geishas para tener una vida gratificante. Nos hacemos geishas porque no tenemos elección.


Quisiera hacer un apunte especial para la película ya que estoy. Es una versión un poco libre, no me gustó mucho que no estuviera rodada íntegramente en Japón o que escogiesen actrices chinas para protagonizarla pero no deja de ser una novela estadounidense pensada para un público occidental, así que no me extraña tanto que la “occidentalizaran”. Los quimonos o los peinados, por ejemplo, no son fieles a la realidad pero quedan muy bien. Sí logra transmitir la esencia del Japón de principios del siglo XX y del contraste entre lo tradicional y lo moderno. Las actuaciones son muy buenas y los escenarios preciosos. Cambian alguna cosa y se entiende todo mejor en el libro pero sin duda merece la pena el visionado, la recomiendo tanto como el libro.

Eso es todo por mi parte, espero vuestros comentarios tanto si la habéis leído como si no y espero que disfrutéis de muy buenas lecturas.

 

Un libro al que su fama le precede, y con razón. Memorias de una geisha es una novela completa, que mezcla historia y tradición junto a la historia de su pervivencia de una niña que crece para perseguir el amor y la libertad.

 

  ¡Hay que leerlo!


Reseña: Rubén Darío. La vida errante, Rocío Oviedo y Julio Vélez-Sainz

 

Rubén Darío. La vida errante


Título: Rubén Darío. La vida errante

Autores: Rocío Oviedo y Julio Vélez-Sainz

Editorial: Cátedra (Ver ficha)

ISBN: 978-84-376-4321-2

Año de publicación: 2021

Páginas: 484

Género: Biografía, Ensayo

Libro único

 

Sinopsis

Pocos personajes de la literatura hispánica cuentan con una figura tan compleja e influyente como la de Rubén Darío. Inabarcable e inmarcesible, la obra de este escritor dejó una huella honda en la poesía, pero también en otros géneros que hoy no siempre asociamos con él, como la crónica periodística, de la cual dependió económicamente durante buena parte de su vida y que ejerció incansablemente en distintos países. Escritor, periodista, diplomático y hombre de mundo, se labró una notable fama de artista bohemio y temperamento genial, a la que su propia pluma contribuyó con no pocos pasajes de carácter biográfico. Basada en una exhaustiva documentación, y evitando los excesos novelescos y la hagiografía, este libro permite un acercamiento natural y completo a la persona de Rubén Darío, en cuya obra se encapsulan varios de los más grandes movimientos literarios del siglo XX, que en distintas ocasiones previó y prologó.

*Gracias a Masa crítica por el ejemplar.

 

Mi opinión:

 

Cuando vi esta biografía del poeta nicaragüense me llamó inmediatamente la atención, pues ya había leído en el pasado una biografía de esta misma colección pero de Gustavo Adolfo Bécquer. Mi experiencia había sido buena así que me lancé a la piscina de nuevo.

Rubén Darío no figura en la lista de mis autores hispanos favoritos pero está claro que marcó una época y pensé que sabiendo más sobre su vida conseguiría sentir más interés por su obra, sentirme más cercana después de un conocimiento más profundo de su vida.

Esperaba encontrar una biografía bastante documentada y avalada por una amplia bibliografía, y eso sí que me lo encontré, sin lugar a dudas. Estamos ante un trabajo documental inmenso, con mucho respaldo detrás. Qué pena que esto sea un punto que no me ayudó en nada a interesarme por lo que me contaban.


[Extracto del libro]

En verdad, vivo de poesía. Mi ilusión tuvo una magnificencia salomónica. Amo la hermosura, el poder, la gracia, el dinero, el lujo, los besos y la música. No soy más que un hombre de arte. No sirvo para otra cosa. Creo en Dios, me atrae el misterio; me abisman el ensueño y la muerte; he leído muchos filósofos y no sé una palabra de filosofía. Tengo, sí, un epicureísmo a mi manera: gocen todo lo posible el ama y el cuerpo sobre la tierra, y hágase lo posible por seguir gozando en la otra vida. Lo cual quiere decir que lo veo todo en rosa.


Aunque la estructura recuerda a Vida y obra de Bécquer he encontrado el estilo mucho más cercano al plano académico. Lo definiría como una obra enfocada a un público especializado, no para un lector casual. Aunque estudié filología hispánica no era lo que buscaba, siempre apuesto por un estilo más ameno y didáctico en lo personal. En La vida errante sentí que la narración era densa y que incluso divagaba al explayarse en obras o comentarios de personas cercanas a Darío. La magnitud de fragmentos citados y el punto de vista tan poco personal que adopta el ensayo para mí, y repito que es mi gusto personal, no ha sido de ayuda.

Admito que me he perdido un poco entre sus viajes, las numerosas ediciones de sus obras, sus muchos amigos, sus varias mujeres y sus diversas relaciones con los gobiernos y periódicos. Desde luego el título le hace justicia, Rubén Darío sin duda vivió de forma errante.

Me quedo con que he podido apreciar su genialidad pese a que no comparto su estilo de vida. Era tan joven cuando se descubrió su talento que pienso que tenía altas capacidades. Su pasión por la lectura, por el idioma, por crear algo nuevo… Me parece único.


[Extracto del libro]

La salvación, por tanto, se encuentra en la educación, idea que desde sus orígenes krauso-institucionistas afecta a toda la generación del 98, y más aún en España, donde, en palabras de Darío, “el número de analfabetos es colosal, comparado con cualquier estadística. En ninguna parte de Europa está más descuidada la enseñanza”. Darío señala la falta de vocación de los maestros y la situación irregular de los estudios. Opinión que confirma Unamuno desde una actitud aún más crítica para con la sociedad: “la triste verdad es que se menosprecia a los maestros. Cuidar caballos produce más que desasnar niños”.

 

Como lectora que disfruta de las biografías creo que esta no es de mi estilo, es demasiado académica pero no se puede dudar de su calidad y del trabajo que hay detrás. Si os encanta este autor sí que la recomendaría pero si solo queréis saber un poco más de él creo que otras opciones serían las más acertadas.

La edición es de tapa blanda con solapas, cómodo y flexible pero las notas no están al pie de página, sino al final y eso para mí es un gran punto negativo, ya que entorpece mucho la lectura y con el tiempo dejo de leerlas.

 

Una biografía que no considero que sea para un público generalista pero que sin duda tiene mucho trabajo detrás. Con un estilo muy académico repasa la vida de Rubén Darío.

 

 

Rey de los hidalgos, señor de los tristes,

Que de fuerza alientas y de ensueños vistes,

Coronado de áureo yelmo de ilusión;

Que nadie ha podido vencer todavía,

Por la adarga al brazo, toda fantasía,

Y lanza en ristre, toda corazón.

 

 

¡Hay que leerlo!

Reseña: The first to know, Abigail Johnson

 

The first to know


Título: The first to know. ¿Contarlo o no contarlo?

Autora: Abigail Johnson

Traducción: ¿?

Editorial: Ediciones Kiwi (Ver ficha)

ISBN: 978-84-17361-30-3

Año de publicación: 2019

Páginas: 316

Género: Juvenil, Romance

Libro único

 

Sinopsis

 

El padre de Dana Fields nunca conoció a su familia biológica. Sin él saberlo, Dana lleva a cabo una prueba de ADN como regalo de cumpleaños, con la esperanza de encontrar algún familiar lejano. Sin embargo, todo su mundo se desmorona cuando en vez de dar con unos primos terceros, Dana descubre que tiene un hermano de su misma edad, cuya existencia significaba que el feliz matrimonio de sus padres era toda una mentira.

El deseo de Dana por conocer a su hermano Brandon y la gran decepción con su padre se enfrentaban al deseo de no separar a su familia. A pesar de ello, en cuanto Dana ve la oportunidad de descubrir más sobre su hermano a través de su primo, el intenso pero amable Chase, la aprovecha. Sin embargo, cuanto más investiga Dana sobre Brandon, el pasado de su padre y ese chico irresistible, quien no le perdonaría si descubriera la verdad, más inevitables se vuelven los efectos colaterales de sus propias mentiras. En una situación en la que el pilar de su familia se derrumba, Dana debe asumir la responsabilidad de sus acciones y encontrar la forma de curar las cicatrices abiertas antes de que el daño sea irreparable.

 

*Gracias a Ediciones Kiwi por el ejemplar.

 

Mi opinión:

 

Dana es una apasionada del béisbol, al igual que su hermana mayor y su padre, que también es su entrenador. Sin embargo, su hermana ha decidido dejarlo cuando empezó la universidad y por eso Dana siente más la presión de mejorar, aunque no sea tan buena jugadora como ella. No quiere decepcionar a su padre y a veces siente que solo puede acercarse a él a través de ese deporte.

Pronto va a ser su cumpleaños y se le ha ocurrido una idea genial: buscar a sus parientes biológicos. Su padre fue abandonado al nacer y gracias a un test de genética quizá encuentre a algún familiar cercano al que pueda conocer. Cuando llegan los resultados no puede estar más feliz, un tal Brandon parece que tiene coincidencias en su ADN, de tal manera que puede ser o su padre o su hijo. No podía estar más segura de que había encontrado a su abuelo, al menos hasta que Brandon resulta ser un chico de 18 años.

El dilema la paraliza, lo que ha descubierto quiere decir que su padre le fue infiel a su madre y ahora lo ve con otros ojos ¿debería decirlo o callar? ¿No tiene derecho su padre a saber que tiene un hijo? ¿Cómo deberían actuar ellas? ¿Qué significa eso para su familia?

Lo peor es que Brandon no sabía nada hasta que ella lo conoció y esa noticia también ha sido una bomba para su vida. Su primo, Chase, será una gran fuente para conocer mejor a su hermanastro, pero su amistad puede acabar muy mal cuando se entere de quien es realmente Dana.

Decisiones difícil y buenas intenciones, pero ¿cómo acabará todo?

 

En cuanto vi que iba a salir este libro supe que quería leerlo. La autora fue publicada en español por primera vez con su novela If I fix you y tras leerla, me conquistó. Me gusta su estilo y sus personajes, así como los temas que elige para tratar en sus historias, les da un enfoque diferente y siempre provee a sus personajes de una personalidad diferente, atractiva y dulce.

The first to know plantea la difícil situación en la Dana descubre, sin querer, que su padre tiene otro hijo, en este caso fuera del matrimonio. Gracias a un test de ADN que pretendía encontrar a familiares averiguó que hay un joven de su edad que es su hermano. Cargará con ese peso a lo largo del libro, la imagen que tenía de su padre ser verá perturbada, vivirá situaciones muy tensas y tendrá que tomar difíciles decisiones.

Considero que a esta autora le gusta escribir historias que son como una escena que captura de entre las vidas de los personajes. No son historias largas, conocemos este fragmento de la historia y terminan dejando entrever lo que podría ocurrir a continuación, pero aunque vemos la resolución del problema, no vamos más allá con más páginas, con un epílogo o menos aún con otro libro. Son lecturas perfectas para el verano o para cuando queremos un libro autoconclusivo que nos transmite buenas sensaciones. La problemática está ahí, desde luego, pero hay algo en sus personajes que desprende positivismo, quizá por sus reflexiones que dejan claras sus buenas intenciones, o por que siempre le da una cabida importante a la amistad, pero todas las características de estos libros hacen que sean para mí lecturas seguras.


[Extracto del libro]

—¿Qué coleccionabas?

En realidad, nunca había coleccionado nada excepto…

—Cromos de béisbol

—Así que mientras yo estaba persiguiendo lagartos y puliendo rocas…

—Espera, ¿puliendo?

—¿Tú estabas coleccionando cromos de béisbol?

—Vuelve a lo de pulir rocas. Esto es un nivel completamente diferente de rarito.

Chase sonrió.

—Tú eras la niña que iba con las rodillas permanentemente raspadas y siempre llevaba puesta una gorra de béisbol.

Chase pasó el dedo por la visera que yo llevaba.

Esa era yo hasta la pubertad. Luego cambié mis rodillas raspadas por el brillo de labios —generalmente de Selena—, pero aún así me sentía más yo con una gorra de béisbol.

—Sí, y tú —dije, sonriendo—, eras… ¿el chico que tenía su propia pulidora de rocas?

Inclinó la cabeza, admitiéndolo sin vergüenza.

Sonreí.


El grupo de personajes es diverso y sus personalidades quedan bastante claras, a lo largo de la historia vemos como se presentan típicas disputas familiares que adquieren un cariz más profundo porque la protagonista es capaz de hacer que nos involucremos en ellas. Su hermana dará un cambio a su vida que a priori parece poco racional, por ejemplo, y ella se verá en la disyuntiva de querer apoyarla pero no tener muchas esperanzas en que ello funcione. Asuntos cotidianos que son muy bien llevados. Incluso los personajes secundarios como sus amigos tienen ciertas características que hacen que no sean meros personajes planos.


Chase será el chico que conozca el mismo día que se presentan ante su hermanastro y ahí dará comienzo una relación de amistad muy bonita y natural. Es un personaje que no llegaría a colocar como principal, pero aún así vemos que su vida también tiene sus propias complicaciones. Su madre lo ha tenido toda la vida junto a ella, así como a su hermano y a su sobrino, pero ahora que todos tienen planes para irse está desarrollando una obsesión por acumular cualquier tipo de objeto y Chase no sabe como ayudarla. Por su parte, Dana tiene miedo de que descubra el motivo por el que se conocieron y él crea que lo ha estado engañando todo ese tiempo. Lo cierto es que he disfrutado muchísimo con esta relación y me quedé con ganas de saber más.


[Extracto del libro]

Cuando me presenté en casa de Chase a la tarde siguiente, él me recibió del mismo modo en que nos habíamos despedido la última vez. El beso todavía me sorprendía, no solo por su calor y el sabor, sino por lo fácil que era inclinarme para cogerlo en un beso y lo difícil que era apartarme.


La edición del libro cuenta con una portada muy chula y me alegra que la editorial la cambiase porque es más bonita que la original y además guarda parecidos con la de su primer libro publicado If I fix you, con tan solo verlo ya indica a quien pertenece y un poco el ambiente de Arizona que está presente en ambas historias.

Una buena narración, un buen ritmo, temas interesantes, personajes bien construidos… en suma, una gran lectura que termina de reafirmarme en que Abigail Johnson es una buena opción por la que apostar. Cualquiera de los dos libros merece mucho la pena así vuelvo a recomendarlos, los guardaré con mucho cariño en la estantería y crucemos los dedos para que la editorial siga confiando en esta autora.

  

Con este segundo libro que leo de la autora, esta se ha convertido para mí en una puesta segura. Buenos personajes, una historia con trasfondo interesante, buena narración… Un libro perfecto para leer en verano o primavera, completamente disfrutable.

  

 Muy recomendable


Reseña: Blanco letal, Robert Galbraith




Blanco letal

Título: Blanco letal
Autor: Robert Galbraith
Traducción: Gemma Rovira Ortega
Editorial: Salamandra ebook (Ver ficha)
ISBN: 984-84-17384-81-4
Año de publicación: 2020
Género: Misterio, Suspense, Acción
4º de la serie Cormoran Strike

Sinopsis
Billy, un joven con problemas mentales, se presenta en el despacho de Cormoran Strike para pedirle que investigue un crimen que cree haber presenciado de niño. Pero cuando el detective se dispone a hacerle más preguntas, Billy sale corriendo despavorido de la oficina.
Tratando de llegar al fondo de la historia, Strike y Robin Ellacott, su antigua asistente y ahora socia de la agencia, emprenden un camino sinuoso que los lleva desde las salas más recónditas y secretas del Parlamento hasta una mansión señorial perdida en el campo.
Y mientras el caso se vuelve cada vez más complejo, la vida de Strike se complica: su fama como detective privado le impide pasar desapercibido y su relación con Robin se tensa día a día.
Blanco letal, la novela más épica de una serie que ha vendido más de once millones de ejemplares en todo el mundo, nos ofrece un nuevo episodio turbador y muy emocionante de Cormoran Strike y Robin Ellacott.

Mi opinión:

*Puede contener spoilers de entregas anteriores.

Cormoran Strike ha visto como su fama subía a un nuevo escalón tras resolver su último caso. La publicidad siempre viene bien para el negocio, pero también incluye alguna que otra dificultad.
Robin y él son socios en la agencia, pero su relación ha cambiado un poco desde el matrimonio de esta. Ambos tienen vidas personales complicadas aunque tratan de ocultárselo el uno al otro. El matrimonio de Robin no va como debería después de descubrir que su marido le ocultó algunas llamadas de Strike sobre un importante asunto, la frágil confianza en la que se movían se ha roto y no sabe si podrán repararla.
Por su parte, Strike, mantiene una relación informal que empieza a acercarse a terrenos de los que él prefiere mantenerse alejado. En cuanto al plano laboral, la aparición de un joven esquizofrénico que afirmaba haber visto como estrangulaban a una niña, les dará un nuevo misterio que resolver. Todo parece estar relacionado con un importante ministro, cuando, casualmente, este decide contratarlos debido a que alguien le está realizando chantaje.
Robin y Cormoran se adentrarán en una familia rica y llena de secretos, pero dispuestos a averiguar aunque parezca que sus vidas personales están a punto de desmoronarse y no terminen de tener claro que está ocurriendo entre ellos dos.

Cuarta entrega de la serie Strike, escrita por Robert Galbraith o, como ya sabréis, J.K.Rowling, que usó un pseudónimo.
La primera entrega fue publicada por la editorial Espasa, pero las continuaciones pertenecen a Salamandra, y luego hay que añadirle un retraso en la traducción que no sé si se volverá a producir con los libros que están por venir. No recuerdo por cuantos libros estará conformada la serie pero después de leer este creo que todavía quedan varios.
La temática policíaca o de detectives no es mi predilecta pero de vez en cuando la disfruto y admito que el estilo y los personajes de Rowling en esta serie me han conquistado. El formato es bastante típico, cada libro se centra en un caso especialmente interesante pero además hay una historia, la de los dos protagonistas, sus vivencias y la relación de amistad que se va construyendo poco a poco entre ellos.  
El tercer libro fue el que más avanzó en este aspecto, ya que en los dos primeros la autora nos daba la información de los personajes a cuentagotas y de pronto supimos cosas muy significativas de los pasados de Cormoran y Robin. En este cuarto libro esperaba seguir por esa senda pero es más bien al contrario, Rowling vuelve a retener mucho la información. Se ciñe a contar cómo avanzan las relaciones de cada uno de los protagonistas a la par que se desenvuelve el caso que están investigando. En el caso de Robin hay una evolución mayor porque sabe mucho más de sí misma, digamos que está despertando y es consciente de lo mucho que se ha tenido que controlar para no hacer o pensar lo que deseaba. Lo que el lector ya intuye desde el primer libro ella lo va descubriendo paulatinamente.
Cormoran no tiene una evolución tan significativa, vuelve a estar en una relación poco profunda que resulta algo repetitiva. No busca nada serio, quiere olvidar su interés por Robin y debe procurar que la mujer con la que está entienda que no quiere dar un paso más en dicha relación. El regreso de su pasado amoroso con Charlotte está bien, pero todavía siento que no conocemos la versión completa de lo que ocurrió entre los dos. Quizá lo más interesante sea un pequeño acercamiento hacia su sobrino después de un susto. En todo momento se nos muestra como alguien que quiere a su familia pero que está bastante alejado de ella. Las reflexiones y el pequeño cambio que hay en él hace que no se quede como un personaje estático en esta entrega, sino que sigue habiendo cierta evolución interior.

[Extracto del libro]
El deseo universal de fama es tan poderoso que quienes lo logran, ya sea de un modo accidental o involuntario, pueden esperar en vano a que se apiaden de ellos.

En cuanto al caso que investigan ha requerido bastante documentación por parte de la autora. Creo que ha hecho un buen trabajo porque resulta interesante, no es fácil adivinar lo que ocurre y al mismo tiempo casa muy bien con la trama de los protagonistas. Me tuvo enganchada y aunque lo que sospechaba se cumplió, lo disfruté. Dicen que es de los cuatro libros que hay publicados hasta ahora, el más complicado, y puede ser. En mi caso, disfruté más el tercero, pero sigo teniendo buenas expectativas de cara al quinto.
Un apunte que quisiera comentar antes de cerrar la reseña es ese comienzo que nos deja con cara de shock, y es que continúa donde terminó el libro anterior pero que luego hace una elipsis temporal, que, por una parte, no me ha gustado. Es casi como una pequeña trampita porque justo en el momento más álgido se corta. De todas formas eso solo genera más expectativas, unas que espero que sean cubiertas en próximas entregas.
Seguiré recomendando esta serie porque considero que merece la pena. Son lecturas amenas incluso para personas que no están acostumbradas a la novela policíaca porque sus personajes tienen también un gran peso en la historia. Especialmente eso me gusta porque muchas novelas detectivescas se me quedan muchas veces cojas o vacías por ser demasiado espartanas en la construcción y desarrollo mental de los personajes.
Rowling (o Galbraith) hace un buen trabajo con esta serie y cada vez domina mejor el género. Crucemos los dedos porque el siguiente libro no tarde mucho en llegar y podamos disfrutarlo pronto. 

La cuarta entrega de una serie ya consolidada, donde los personajes continúan creciendo y cada caso mejora en complejidad y misterio. Sin duda una apuesta segura para mí, ya que sé que Rowling además de un caso que resolver nos proporciona personajes bien desarrollados y complejos, con evolución a lo largo de la historia.
  
¡Hay que leerlo!

Reseña: Geisha. El mundo secreto de las geishas, Liza Dalby

 

Geisha. El mundo secreto de las geishas


Título: Geisha. El mundo secreto de las geishas

Autora: Liza Dalby

Traducción: Elena Recasens Pons

Editorial: Círculo de lectores (Edición descatalogada)

ISBN: 978-84-226-9013-0

Año de publicación: 2000

Páginas: 313

Género: Ensayo, Japón

Libro único

 

Sinopsis

 

Liza Dalby tenía veinticinco años cuando decidió que la mejor manera de completar su tesis sobre el mundo de las geishas serí­a un viaje a Oriente para observar muy de cerca los usos y las costumbres de estas mujeres exóticas y fascinantes. Lo que quizá no sospechaba entonces es que su viaje a Japón y sus ganas de saber la convertirí­an en la primera mujer extranjera que trabajarí­a como geisha en Kioto. Lo que empezó siendo el objeto de un estudio académico pronto se convirtió en una experiencia inolvidable y la mirada pretendidamente neutra tropezó con sensaciones y sentimientos nuevos. La convivencia diaria con su maestra y con las demás compañeras le mostró formas insólitas de entender el juego de la seducción que tiene sus secretos guardados en los pliegues de seda de un kimono y en la sonrisa enigmática que se dibuja sobre un rostro de mujer. Ese universo cerrado rico en detalles y matices que suelen pasar desapercibidos a los ojos del viajero se abrió ante el gesto respetuoso de Liza Dalby que durante un año miró preguntó y escuchó sin querer juzgar ni criticar.

 

Mi opinión:

 

Un libro que recoge la investigación de Liza Dalby sobre las geishas. Para realizar dicha investigación no solo viajó a Japón para conocer a diversas geishas, sino que ella misma acabó convirtiéndose en una durante todo un año.

Este es uno de los principales libros que se tienen en cuenta como bibliografía básica para aprender sobre el apasionante mundo de las geishas, su pasado y su evolución a finales del siglo XX.

 

Encontré este libro cuando buscaba saber más sobre las geishas y quería una referencia fiable. No sabía si se me trataría de un libro muy técnico o denso pero finalmente me llevé una grata sorpresa al ver que era una lectura muy amena.

En principio se trata de un trabajo académico, no sé si ha recibido algún tipo de adaptación para su publicación, pero la forma en la que se estructuran los diferentes epígrafes es muy clara. El contenido no deja de ser didáctico pero va mezclando las impresiones que la propia Dalby recibe mientras recorre su camino como una geisha.

Hasta el momento no sabía que había habido geishas que no fueran japonesas pero Dalby lo consiguió y si no me equivoco fue una de las primeras. En el libro conocemos cómo era la vida de las geishas en sus comienzos, de dónde surgieron y es una parte que se toca un poco de pasada pero que siempre está presente para explicar de dónde vienen las costumbres o las reglas. Dalby se convirtió en geisha a finales del siglo XX y ya por entonces ser geisha era algo raro incluso en Japón.

Al leer este libro debemos tener presente que en el siglo XXI la vida de las geishas y su número ha seguido cambiando, así que no está totalmente actualizado y más después de la pandemia, pero sigue siendo un libro de referencia que yo consideraría imprescindible.


[Extracto del libro]

El tema de las geishas y la prostitución surgió tan pronto como las mujeres empezaron a desarrollar la profesión. A pesar de que, técnicamente, las geishas no eran prostitutas, la realidad jamás ha sido completamente determinada por los mandatos oficiales. Un epigrama que hace referencia a una geisha de una zona de dudosa reputación dice: «En primer lugar se orece, en segundo lugar ¿cómo es su voz?». Pero el entretenimiento que ofrecían las geishas no solía implicar necesariamente sexo, y las geishas no poseían conocimientos sobre las «cuarenta y ocho posturas» como parte de su repertorio de habilidades.


La narración, junto a la buena estructuración de la información, hace que la lectura sea amena. La verdad es que no me aburrí en ningún momento y siempre consiguió mantener mi atención. No hay relleno y casi todo lo que cuenta sería algo a tener en cuenta. Aunque no es un libro muy grueso me sorprendió comprobar lo completo que era y lo mucho que se aprendía.

Quise leer este libro porque cuando era adolescente me encontré con Memorias de una geisha y me quedé fascinada. Era conocedora de la polémica que tachaba al autor Arthur Golden de haber manchado la imagen de las geishas convirtiéndolas en prostitutas, pero lo cierto es que él también se documentó leyendo este libro, como muestra su bibliografía. Muchas de las cosas que Dalby nos cuenta ya las conocía por la novela de Golden así que solo me queda leer las memorias de Mineko Iwasaki para conocer su versión.

Un detalle que me encantó de esta edición de Círculo de lectores, ya descatalogada, es que incluye fotografías. Son en blanco y negro pero ayudan mucho a ponerle cara a las geishas, ver sus ropas, peinados, complementos, etc. Gracias a eso descubrí que los extraordinarios trajes que se ven en la película Memorias de una geisha no son del todo realistas, ni tampoco los peinados o el maquillaje. Los kimonos reales no me parecen tan espectaculares, ni tampoco el maquillaje, lo admito, pero aún así disfruto tanto de la historia de las geishas como de la película.





Fue una de mis mejores lecturas del año 2021 porque me fascinó totalmente y me ayudó a salir de un bloqueo lector. Estoy muy interesada en Asia y el mundo de las geishas me llamaba especialmente de la atención por lo sutil que es, por su misterio y porque no deja de ser un mundo enteramente de mujeres en un país en el que casi siempre eran relegadas a la casa. Una geisha trabaja, tiene su propio dinero y muchas veces es su propia jefa, sin embargo, su oficio está enfocado en el entretenimiento masculino.


[Extracto del libro]

El papel de la esposa en Japón coloca a la mujer en el centro del hogar. De ella no se espera que se relacione con los colegas de su marido y ella delega esta importante actividad en manos de su esposo. En el ámbito social, las geishas (o sus equivalentes modernos, las camareras de bares) las sustituyen. Muchas mujeres japonesas son bastante conscientes de su situación como esposas con relación a las geishas. Se consideran complementarias: como una división femenina de tareas donde ningún bando necesita sentirse celoso porque una identidad no anula a la otra.


En la lectura podréis conocer el significado de los peinados, la diferencia de kimonos de maikos y geishas, la importancia del arte y en general de cada movimiento que realiza una geisha, la necesidad de contactos sociales, las diferencias entre las geishas “clásicas” y las geishas modernas, etc

Si os gusta el tema de las geishas este libro queda recomendadísimo, incluso si solo tenéis un poco de curiosidad porque consigue ser una lectura muy ligera. Me alegra que no haya perdido vigencia, ojalá cada vez haya más libros así traducidos al español.

 

Una lectura imprescindible para todo aquel que quiera saber más sobre las geishas. Amena y completa, esta obra es fruto de una investigación directa que no solo se basa en la documentación teórica, sino en una vivencia personal que la convierte en única.

 

 

¡Hay que leerlo!