Sobre series: Moonlight draw by clouds (Dorama)



Moonlight draw by clouds


Título: Moonlight draw by clouds
Dirección: Sung-Yoo Kim y Baek Sang-Hoon
Guión: Kim Min-Jung, Im Ye-Jin y Yoo   País: Corea del sur
Año: 2016
Duración: 60 min. 18 episodios
Género: Histórica, Drama, Romance
Interpretación: Park Bo-gum (Heredero Hyomyung), Hong Ra-On (Kim Yoo-jung), Soo-bin Chae, Kim Seung-su, Dong-yeon Kwak
  

¡Hola!
Estamos de vuelta con una nueva review de un dorama, en este caso hablaré de Moonlight draw by clouds, la segunda serie coreana que he visto después de Moon lovers, cuya opinión podéis leer completa en este enlace, un dorama muy, muy recomendable.
Después de haber disfrutado tanto con aquella historia quise buscar algo parecido, no sabía muy bien hacia dónde dirigirme, pero sabía que me inclinaría por algo histórico, que es lo que más me llama la atención ahora mismo.
Con Moonlight draw by clouds cambiamos de época, nos vamos hacia el siglo XIX bajo la dinastía Joseon. No sé apenas nada sobre la historia de Corea y lo que sé lo estoy aprendiendo gracias a estas series. Para mí la estética fue un cambio bastante grande con respecto a la que nos encontrábamos en la dinastía Goryeo, pero tampoco se nota un avance tan grande a través de los siglos como podríamos apreciar en occidente.
Disfruté esta historia y me enganchó hasta el final, aunque ahora que ha pasado un tiempo diría que no me emocionó tanto como Moon lovers, no tengo el mismo recuerdo pero aun así merece mucho la pena.
Me costó decidirme porque la premisa inicial de este dorama es algo extraña, lo cierto es que muchos comparten este rasgo, pero luego el desarrollo demuestra que valen la pena. Expondré en mi pequeña sinopsis de qué va el argumento, es un tanto enrevesado pero al final nos muestra una preciosa historia de amor, amistad y muchas, muchas conspiraciones políticas.


Argumento

Hong Ra-On es una chica, aunque muy poca gente sabe eso. Desde que era niña su madre la obligó a vestirse como un chico, era necesario para su seguridad, aunque nunca llegó a saber bien por qué. Hace años que está sola y ha tenido que apañárselas por sí misma y gracias a su ingenio no le ha ido del todo mal.
Cuando un hombre noble llega a ella para pedirle ayuda con sus intenciones de declararse a su amada jamás habría esperado lo que le deparaba el futuro. Tras un momento de pánico, el hombre le ofrece una gran cantidad de dinero si se hace pasar por él y le explica a la chica que lo suyo es imposible. Hong Ra-On necesita el dinero para pagar su deuda y para ayudar al hombre que la cuida, que está enfermo, así que acepta. Acude al lugar de la cita a ciegas vestida como todo un señor de bien, pero allí solo aparece otro joven… Entonces entiende por qué se trataba de un amor imposible.
La cita transcurre de la forma más surrealista posible, el otro hombre no parece muy enamorado pero ella no se sale de su papel. No obstante, y tras darle esquinazo, no será eso lo más extraño que le suceda. Sus deudores consiguen dar con ella y secuestrarla para más tarde venderla como eunuco para el palacio ¡eunuco! Una vez más tiene que usar su ingenio para librarse de la temible operación, aunque no logra acabar encerrada en el palacio, junto a muchos otros eunucos que esperan pasar las pruebas para poder trabajar allí.


Su intención inmediata es escapar antes de que la descubran, si ven que ha intentado engañar a la gente de palacio las cosas podrían acabar muy mal para ella, pero un guardia la detiene y resulta ser nada más y nada menos que el joven con el que había salido. Está muy confundida y eso no hará más que aumentar cuando ese mismo joven desbarate todos sus planes de suspender las pruebas a propósito, y sin darse cuenta acabará siendo un eunuco real.
El príncipe heredero es un joven que no despierta la confianza del pueblo y menos de los oficiales que limitan el poder del actual rey. No sigue bien sus enseñanzas, aparece a menudo desarreglado y se escapa del palacio vistiendo como un plebeyo. No puede dejar de proteger a su hermana, no obstante, y por eso decide acabar con el romance que esta tiene por carta y acudir él en su lugar a esa dichosa cita… Se encuentra con que el amado de su hermana es un chico muy pequeño y debilucho, más guapo que cualquier mujer que conociera, y además muy molesto. Cuando se encuentra con él en palacio decide seguir ocultando su identidad, pero sabiendo que quería eludir el convertirse en eunuco y para vengarse por cierto asuntillo lo ayuda a pasar las pruebas de selección. El desparpajo de ese chico le gusta, lo trata como a cualquier otra persona y por eso decide convertirlo en su eunuco particular, aunque no sabe cómo reaccionará cuando sepa que él es el príncipe heredero
Por su parte, Hong Ra-On esconde un secreto mucho mayor ¿conseguirá ocultarle al príncipe que es una mujer, en realidad?

Opinión

Creo que este es un dorama muy bonito que consigue enganchar e interesarnos por los personajes protagonistas y por algunos secundarios. Sin embargo, diría que su comienzo es algo confuso y no tan redondo como, por ejemplo, el de Moonlovers, que atrapa desde el comienzo con un episodio muy completo. Si vais a darle una oportunidad a Moonligh draw by clouds os aconsejo un poco de paciencia, porque merecerá la pena. Todo esto supongo que se deduce por mi resumen, que ha sido un poco largo, pero la situación que nos plantean es muy interesante.
Este dorama está lleno de momentos de lo más cómicos durante la primera mitad de la serie, casi todos traídos de la mano de la protagonista, Hong Ra-On, con ayuda del príncipe heredero. Estos dos personajes tienen muy buena química y supongo que uno de los aspectos más interesantes y divertidos es ver la lucha interna del príncipe al ver que se está enamorando de su eunuco ¡del eunuco! No puede creerlo pero finalmente parece que lo va aceptando, me ha gustado mucho todo el proceso, me he divertido y se crean grandes momentos en torno a ese tema.


Quizá sea un poco forzado la manera en la que Hong Ra-On se libra siempre de diversas pruebas o problemas en los que podrían descubrir que es una chica, pero son pequeñas cuestiones que no son difíciles de perdonar por la continuidad de la historia.
Por esa parte, tenemos un comienzo divertido, cómico y centrado en los protagonistas, pero poco a poco iremos descubriendo la razón por la que Hong Ra-On tiene que fingir ser un chico. El príncipe comenzará una complicada lucha de poder contra uno de los ministros más poderosos del país. Y es que al igual que en Moon lovers y otros kdramas históricos la realeza no ostenta el poder máximo del país, como sucedía en occidente, y los oficiales podían suponer grandes problemas. El príncipe quiere que su familia esté segura, quiere mejorar las condiciones del pueblo, pero ni él ni el rey pueden tomar decisiones que no son aprobadas por el consejo de ministros y oficiales del país.
Aquí comienza un juego que he disfrutado muchísimo y en el que el príncipe heredero se decide a recuperar poder para la familia real, con lo que se convierte en el archienemigo del primer ministro Kim Hun. Ambos iniciarán una serie de conspiraciones en las que se demostrará lo inteligentes que son y la razón por la que he disfrutado tanto esto es que en este dorama el príncipe es muy inteligente y no se amedrenta. Tiene suerte en ocasiones, pero es rival para un hombre tan calculador y poderoso como es este ministro Kim Hun.
Todo esto ocupará una parte muy importante de la trama que está llena de secretos. Además del temible Kim Hun está la amenaza de los rebeldes, un grupo de gente plebeya que ataca a la nobleza y que en el pasado causó grandes desastres en el palacio. El príncipe heredero cuenta con sus dos amigos de la infancia, uno es Byung Yun, su guardaespaldas, un misterioso y callado chico que también se hará amigo de Hong Ra-On, el otro es Kim Yoon Sung y su relación es más complicada, pues es nieto del ministro Kim Hun, que tiene grandes planes para él.
Yoon Sung sabe, además, que Hong Ra-On es una mujer y está enamorado de ella. Todavía recuerda su amistad con el príncipe pero no sabe hasta qué punto eso lo detendrá. Es muy diferente a su abuelo y no le gustan sus métodos, prefiere la vida dedicada al arte y la paz, pero eso no quiere decir que no enfrente los conflictos.
La trama amorosa me ha gustado y me ha parecido muy bonita, es muy divertido ver el dilema que tiene ante sí el príncipe al creer que es homosexual y el de Hong Ra-On, que efectivamente cree que el príncipe lo es y que está enamorado de su falsa identidad. Esta trama, sin embargo, pierde presencia en los capítulos finales, que se centran más en como se relaciona el conflicto político. Hay un triángulo amoroso (esto abunda en los kdramas por lo que estoy viendo) pero en todo momento está claro con quien se quedará. Sin embargo, el personaje de Yoon Sung me ha gustado, tiene cierto trasfondo y sus escenas de acción son muy buenas, quizá de las que más me han gustado.


La trama de las conspiraciones políticas es bastante buena y mantiene la tensión en todo momento, la he disfrutado mucho y me ha gustado el papel que el príncipe ha tenido en ella.
Quisiera hacer mención al personaje de Byung Yun que aunque es secundario guarda mucho misterio y su actitud hace que se le tenga cariño. Me gusta como va vestido de negro, es un guerrero muy bueno y también tiene un dilema bastante grande sobre sus hombros, su papel añade mucha tensión a toda la historia y aunque no ha tenido un papel tan grande como me gustaría ha estado bien.
La relación con las madres es bastante reseñable en esta serie, tenemos a Hong Ra-On y la suya, que tuvieron que separarse y hay escenas muy tristes pero bonitas en ese sentido. El príncipe es huérfano y recuerda mucho las enseñanzas de su madre, aunque en la dinastía Joseon las mujeres tenían un papel muchísimo más limitado que en otras épocas se aprecia la grande influencia de las madres en sus hijos y su educación. Por último, está la joven reina, que está encinta y pone sobre la mesa la posibilidad de que nazca otro heredero al trono, si es varón. No voy a decir nada más para no crear spoilers pero la figura como madre, aunque muy diferente en este caso, también es relevante aquí y quisiera mencionar este aspecto para que se vea que a diferencia de lo que se cree, no todo es amor romántico en estos kdramas.
El vestuario, los decorados o los paisajes están muy bien, aunque la estética de esta época para mi gusto no es muy favorecedora. La pobre protagonista casi nunca se luce en ese aspecto, se pasa toda la serie vestida como un chico y la verdad es que la actriz es muy guapa, pero en este casi ninguna de ellas ha destacado, puesto que la ropa y los peinados de la era Joseon no son muy bonitos, en especial si los comparamos con otras dinastías.
El modelito que llevan los eunucos tampoco es para tirar cohetes, destaca la ropa del príncipe heredero y la de Yoon Sung, que suele ir bastante guapo, pero como digo, comparados con los trajes y peinados de otras épocas, no destacan mucho. Eso sí, me quedé impactada con la ropa y pelucas que se ponían las novias para las bodas, da incluso un poco de miedo.
La banda sonora es bonita y acompaña bien, pero no tiene ningún tema tan identificativo como los de Moon lovers, no destaca tanto en ese aspecto y hasta la fecha ninguno de los kdramas que he visto (tres, para ser exactos, estoy viendo Hwaragn) lo ha igualado.

Actuaciones

En este apartado todo son alabanzas, Park Go Bum al principio no me convencía pero luego lo hace muy bien, consigue ser muy cómico y sus expresiones son lo mejor. Es totalmente encantador, no creo que nadie piense lo contrario viendo la serie y aunque el actor que interpreta a Yoon Sung, Jung Jin Young es muy guapo y tiene muchas fans, la balanza en mi caso se inclina hacia el príncipe.
Es un amor, el suyo, unilateral, y esto por una parte me ha gustado, porque es un poco diferente a otros triángulos, pero al mismo tiempo me ha dado pena porque el personaje de Jung Jin Young no ha podido aparecer tanto en escena, no ha sido tan relevante, por así decirlo, pero lo que ha aparecido ha merecido la pena, lo hace muy bien y me gustaron especialmente sus escenas de acción.


La acción en estas series es un poco imaginativa, casi que vuelan los guerreros pero es un cliché típico de estas series, no hay dolor, tampoco, y la sangre abunda. Lo perdono todo, quedan muy espectaculares y hay auténticos momentazos.
La protagonista, Kim Yeo Jing lo hace muy bien y me sorprendió mucho ver lo joven que era, apenas diecisiete años. Tiene que esforzarse mucho con la cara y forzar la voz, ya que debe fingir que es un chico. Su indumentaria es muy sencilla y lleva un sombrero horrible típico de esa época en eunucos, no la favorece nada y aunque es lógico es una pena que casi no la veamos con otra vestimenta.
Tiene momentos cómicos, de amor y de drama y lo borda en todos, solo lamento que hacia el final de la novela pierde mucho protagonismo, cuando al principio era el personaje en torno al cual giraba todo. Se la echa de menos y quizá no haya un buen equilibrio en ese aspecto. Tampoco me ha gustado que su personaje no tiene mucho que hacer en el plano político, es muy pasivo y todo lo que sucede a su alrededor ocurre sin que decida hacer nada. Si hay algo que cambiaría de estas series es que muchas veces las mujeres no actúan realmente, suelen quedarse en un segundo plano y si sucediera solamente en un caso no me importaría, pero estoy viendo que es algo recurrente en los kdramas y es una pena. Me gustaría que hubiese más variedad, quizá en algún momento dé con una que sea diferente en estas cuestiones.
Kwak Dong Yun también lo hace muy bien, consigue emocionar y mostrar sus preocupaciones aunque el personaje de Byung Yun es bastante serio, tiene sus momentos. Me ha gustado que una de sus principales motivaciones sea la amistad con el príncipe, los dos tienen escenas geniales.
Chung Ho Jin, el ministro Kim, es el villano de esta serie y su expresión adusta, su crueldad y su inteligencia, no se puede negar, hacen que se lleve gran parte del protagonismo. Ni sus secuaces ni el rey tienen tanta presencia como él, da un poco de miedo, incluso, y aunque pierde algunas batallas su manera de sobrellevarlas sin amilanarse me ha gustado.


En conclusión

Este ha sido un dorama que he disfrutado, los primeros capítulos me costaron un pelín hasta que Hon Ra-On se encuentra con el príncipe, ese tira y afloja con ellos, su amistad, es de lo mejor. La trama política que suelen tener los kdramas históricos me ha gustado, aunque hacia el final la serie se centra mucho más en eso y desatiende la trama amorosa y a la protagonista, aunque ella sí tenía cierto papel en lo que estaba ocurriendo.
Es una serie que recomendaría si os gusta lo histórico, pero no tiene tantos momentos cumbre como otras, es más pausada. No obstante, cuenta con personajes entrañables, buenas actuaciones y un romance muy bonito. Estoy contenta de haberle dado una oportunidad y creo que merece la pena.
Me encantará saber vuestras opiniones si lo habéis visto y también estaré atenta a posibles recomendaciones, nunca están de más. 




Otras entradas de interés:
· Reseña Moon lovers Scarlet Hearth Ryeo (dorama)

7 comentarios :

  1. Hola Galena!!
    Pues me ha gustado mucho lo que has contado sobre el drama. Solamente he visto uno, hace muy poco, por insistencia de mi hija y era actual, y a pesar que al principio me costó mucho acostumbrarme a él, al final me terminó gustando más de lo que esperaba. Por lo que veo entonces los tríos protagonistas son predominantes, ya que en el que yo vi también había un tercer chico, aunque también se sabía con quién se iba a quedar ella. Los de época me llaman por ser diferentes, así que me anoto este y el otro que recomiendas :D
    Gracias por la review!
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A día de hoy yo he visto varios, también he empezado un par que he tenido que dejar porque no me enganchaban o eran demasiado raros para mí, así que he tenido suerte de comenzar con estos dos.
      La parte histórica es muy bonita en cuanto al vestuario y los amores también suelen estar bien, no puedo más que recomendarlos. Lo de los tríos es cierto, croe que había triángulo en todos los que he visto, incluso en los actuales (Cincderella and the four knights y Strong Woman) pero bueno, son series que hay que ver aceptando ciertos clichés, destacan en otros aspectos.
      Espero que te animes con estos dos y los difrutes ¡un beso!

      Eliminar
  2. La verdad es que yo esperaba que los dorama no me llamasen la atención, y has conseguido captar toda mi atención e incluso que me plantee la idea de verme uno! Muchas gracias desde mantenimiento web. Un saludo muy grande!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Los Doramas son un tema totalmente desconocido para mi, porque nunca he visto ninguno. Es una de las pocas cosas relacionadas con Asia que no me atraen nada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola los doramas los tengo tan pendientes después de que un libro que me encanto los mencionaba y recomendaba algunos, espero ver este pronto, gracias por tan bonita entrada :D

    ResponderEliminar
  5. Mis amigas están locas con los doramas, pero yo todavía no me he animado. Lo cierto es que me han hablado maravillas de varios, este en específico no lo conocía, pero me conozco y no quiero engancharme en más cosas además de todo lo que sigo ya porque no tengo más tiempo libre JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  6. Hola Galena!! Nunca he visto un dorama, este sería el primero y me has picado mucho la curiosidad por él, pero su trama me ha recordado a una antigua leyenda española muy parecida (salvo lo de los eunucos y los enrredos de los dos jóvenes enamorados). ¡Gran reseña! Besos!!

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.