Desvaríos: Galanes IV: Nobles (Duques, Condes, Vizcondes, Marqueses...)


Regreso con esta sección en la que hablo de los prototipos de protagonistas masculinos que abundan en las novelas románticas y que tienen tanto éxito. Ya he tratado a los afamados highlanders y sus kilts, a los vaqueros y como no, a los vampiros, que aunque ahora no están en alza, todos sabemos lo atrayentes que fueron no hace mucho tiempo.
Ahora me gustaría hablar de otro tipo de galanes, unos que a lo mejor no son tan identificables, sobre todo porque la novela romántica histórica no es la más visible ahora mismo, pero tiene muchas seguidoras y es uno de mis géneros favoritos. En las novelas históricas de romance hay un galán por excelencia: el noble. 



Los nobles se organizan de forma jerárquica y no es lo mismo ser un barón que un duque. Cuanto más alto se esté en la pirámide, más poderoso y rico suele ser.

Realeza
Duque
Marqués
Conde
Vizconde
Barón

La erótica del poder es algo muy real y aunque suene un poco fuerte, un día un profesor nos lo explicó de esta forma. En el reino animal, el macho más fuerte gusta más a las hembras, en el mundo humano, esa fuerza se traduce en el poder, que puede venir por el dinero sobre todo, la posición en sociedad, la fama, etc. Por eso tantos cantantes o actores tienen muchas admiradoras o admiradores, aunque obviamente no siempre es así, es algo que sucede. Que muchos de los protagonistas de novelas románticas sean ricos no es casualidad, la holgura económica es un atractivo más que se le añade a sus protagonistas para hacerlos más deseables, el caso más famoso ahora mismo es el de Christian Grey, cuya cualidad más conocida es la de ser muy, muy rico, además de guapo, misterioso, etc.
Todo esto lo utilizo para explicar por qué los nobles en las novelas históricas son tan atractivos. En este tipo de novelas las mujeres protagonistas suelen tener, por deseo propio o por obligación, la necesidad de casarse bien, es decir, con alguien igual de importante, en caso de ser hijas de nobles poderosos, o con un puesto más elevado al suyo. A ser posible con dinero y en caso de ser nobles pero pobres, podrían contraer matrimonio con burgueses adinerados que estuviesen en busca de un título nobiliario para escalar en la pirámide social. Por lo tanto, en muchas novelas, para que haya un final feliz y perfecto, el protagonista es un hombre rico y de alta posición social. Los duques suelen tener el mayor atractivo por todo el poder que reúnen, tanto económico y político como social. Esto también era muy importante, porque si era poderoso en ese aspecto, podría soportar que en su familia hubiera algún escándalo y gracias a su posición, poder pasarlo sin perder el honor y la buena opinión pública. Esto también facilita que protagonistas de escasa posición o recursos económicos puedan terminar casadas con un protagonista de estas características. Chica pobre pero bonita, casada con un hombre casi perfecto.
Un duque con buen corazón que ayuda a los pobres, que es bueno con su familia, que es guapo y generoso, que se preocupa por sus empleados y que parece inalcanzable pero que se enamora de la no tan afortunada protagonista de la novela es una premisa que muchas veces resulta atractiva. Obviamente no siempre va a seguir este patrón, puede variar pero es un hecho que los Condes son casi siempre más atractivos que los barones.
Hay muchas novelas con estas características y que explotan bien el recurso de los protagonistas bien posicionados en la nobleza, los primeros que se me vienen a la cabeza y que recomiendo sin dudar, son los libros de la serie Bridgerton, escritos por Julia Quinn. El primer título es El duque y yo, al que le sigue El vizconde que me amó… los siguientes títulos no son tan idóneos para lo que estoy tratando, pero se puede ver en estos dos como se refleja lo que os he contado. Dos hombres guapos, jóvenes y poderosos que son, en su conjunto, muy atractivos, se fijan en estas chicas que nunca se lo hubieran esperado. Son dos buenas novelas, os las recomiendo aunque mi favorita es Seduciendo a Mr. Bridgerton, la cuarta de la serie, merece mucho la pena.
Otra serie de romance histórico que me gustó bastante es la escrita por Mary Balogh, una de las mejores autoras del género, y me refiero a la serie Bedwyn, en la que los protagonistas, como sucedía en la de Julia Quinn, son los hermanos de una familia. El libro que más me interesaba y que más me gustó es que el se refiere a lord Bewcastle, el hermano mayor y duque, Ligeramente peligroso. Tengo reseñas de algunos títulos de la serie, pero no todos, aunque la leí entera se me hizo largo reseñar tantas novelas.
Magia prohibida es una novela de Jo Beverly en la que la protagonista es una mujer pobre a cargo de sus cuatro hermanos y que será ayudada por el conde de Saxonhurst (cambiamos de duque a conde, también muy popular). Es una novela que me gustó mucho, a diferencia de otras obras de Beverly, que no me entusiasmaron tanto y en la que se ve mejor el poder de un conde poderoso en contraste con la precaria posición de la protagonista. Hay algún elemento mágico por el medio y aunque no me suele gustar que este tipo de temas se incluya, lo perdono por lo que me gustó la novela.


La serie de las Wallflowers (floreros) de Lisa Kleypas también toca un poco este tema, aunque algunos de los protagonistas más que título tiene dinero. Mi favorito es El diablo en invierno, ya que la más tímida de las protagonistas está con el más rebelde y mujeriego de los hombres que se presentan en la serie. Es un vizconde, pero con una vida un poco diferente. Este título no muestra tanto el poder que tiene, ya que le falta el dinero en un principio, pero vemos que él rescata a Evie de una vida horrible, aunque por propio egoísmo. Aunque yo creo que habría estado mejor con más recorrido y más páginas, es interesante ver la evolución de estos personajes y de su relación.
Y para cerrar esta lista de títulos sobre galanes nobles, vuelvo con los duques. Esta novela histórica romántica es, muy posiblemente, mi favorita y me refiero a Flores en la tormenta, de Laura Kinsale, cuyo protagonista es un duque que ha sufrido un derrame cerebral y que se está recuperando poco a poco. En aquellos momentos no sabían lo que eran y pensaban que se había vuelto loco, por lo que la protagonista llegará a cuidar de él. Ella es una mujer humilde, hija de uno de los investigadores que colaboran con el duque y  tendrá la paciencia necesaria para cuidar y ayudar en su recuperación al duque de Jervaux.

En fin, este tipo de patrones incluso podemos verlos en los clásicos, ahí está el famoso Mr. Darcy de Jane Austen, tan rico y bien posicionado, incluso el Señor Rochester  de Jane Eyre es conde.
Como podéis ver, los galanes nobles triunfan en las noveles románticas históricas, su atractivo está claro y tal vez esa situación de poder es lo que hace que tantas novelas de regencia estén entre las favoritas de las lectoras de romántica. Por mi parte, creo que ese poder es parte del atractivo que lleva a las autoras del género a colocar en esa posición a muchos de sus protagonistas, pero ¿vosotras qué pensáis? ¿alguno de vuestros protagonistas favoritos es duque o vizconde? ¿os gustan las novelas protagonizadas por este tipo de galanes? 

-¿Piensa que soy atractivo, Jane?
-No, señor.
PD. Puede que todo se reduzca a que la ropa de la época gusta mucho, por eso tantos protagonistas de series o películas de estas características tienen tanto éxito.

Otros desvaríos:

11 comentarios :

  1. Me ha encantado la imagen de Henry Cavill <3 y bueno si que tienes razón, tienen algo que atrae cuando lees una novela del género, creo que es raro que no los describan guapos y con mucha clase, educación e inteligencia. Yo no he leído demasiadas novelas históricas pero las que me he encontrado así sucede y pues cae uno redonda en su encanto :B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alx, sí tenía que poner alguna foto de Cavill, fue un duque de Suffolk maravilloso. Espero que encuentres más novelas románticas históricas que te gusten.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola!
    Como estás Galena? Te cuento, querida amiga, que has tocado uno de mis puntos débiles, adoro la romántica histórica y definitivamente adoré la serie Bridgerton, a pesar de tener ese tinte erótico, no toda la novela es solo sobre eso, a diferencia de como pasa últimamente con casi todas las novelas...
    En fin! Ciertamente creo que mucho del atractivo que tienen estos hombres son el poder y si a eso le sumamos un buen corazón ya puedes verme rendida a sus pies. Sin embargo yo tengo cierta debilidad por las parejas inteligentes, me es casi necesario que los protagonistas tengan un buen nivel intelectual, más allá del económico, pero es obvio que entre más rico más instruido.. o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lily! Yo creo que en la mayoría de novelas románticas hay siempre un componente sexual, eso no las empeora siempre y cuando esté justificado y tenga su momento, no me gusta cuando todo se reduce a eso como sucede con muchas novelas eróticas, que por llevar esa etiqueta a veces se olvidan de la trama y los personajes. Es verdad eso que dices de que ahora casi todas son así, por eso se publican más novelas eróticas que históricas, pero siempre se puede encontrar alguna buena historia escondida.
      Por supuesto, comparto tu opinión, yo también prefiero personajes inteligentes y si se mezcla con humor, mejor.
      ¡Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Hola guapa^^ no me muevo mucho por esta época, pero leo alguno de vez en cuando como a la autora Sarah Maclean que me encanta, también he leído algunos clásicos como Orgullo y prejuicio entre otros.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanta! Este es mi género favorito, comencé leyendo romántica histórica hace ya demasiados años y siempre han sido mis favoritas.
    La de Quinn es una de mis series preferidas, junto con Foley, Lindsey, Kleypas, Laurens..todas las grandes de la histórica. El libro que comentas de Beverley me lo han recomendado muchísimo pero aún no lo leí. Le pondré remedio porque lo tengo por casa.

    Vamos, me ha encantado la entrada y me ha entrado el gusanillo de releer a los Bridgerton.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Qué bien que te haya gustado la entrada, pues si te animas con el libro de Beverly espero que lo disfrutes tanto como yo, a mí la verdad es que me gustara mucho, tengo un buen recuerdo. Yo creo que esperaré algunos años, pero es posible que también acabe releyendo algo de Julia Quinn.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Hola guapa,
    Me encanta la novela romantica historica soy una apasionada de los titulos nobiliario y tu entrada me ha encantado, sobre todo tu referencia a las novelas de Julia Quinn, los Bridgerton, una saga que me fascina, de ahí el nick que utilizo por aqui.
    Gracias por la entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, al ver tu nick ya sabía que eras fan de la serie Bridgerton, creo que todas las lectoras que son fans de esta serie demuestran que es una gran lectura.

      Me alegra que te haya gustado la entrada ¡saludos!

      Eliminar
  6. Hola, me gustan mucho los libros que ha propuesto en tu entrada, por lo tanto gracias por ella, yo tambien tengo un blog por si te puedes pasar, besitos;;))

    ResponderEliminar
  7. Hola. Madre mía la de libros que me llevo a puntados, me los llevo todos. Hace poco leí un libro de romántica histórica y justo aparecía un noble, y la verdad es que siempre me acaban por gustar mucho, la entrada me ha encantado!
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.