Reseña: Nosotros y el destino, Claudia Velasco



Nosotros y el destino

Título: Nosotros y el destino
Autora: Claudia Velasco
Editorial: HQN (Ver ficha)
ISBN: 984-84-9170-562-8
Año de publicación: 2018
Páginas: 302Género: Romántica, Adulta, Contemporánea

Sinopsis

¿Qué papel juega el destino en nuestras vidas? ¿Existe el libre albedrío? ¿El azar? ¿Las casualidades o las causalidades? ¿Podemos planificar nuestras vidas y esperar que aquello que tenemos perfectamente controlado se mantenga inamovible para siempre?
Irene Guzmán creía en la planificación, la voluntad, la tenacidad y el trabajo duro para controlar su ordenada existencia, hasta que el desembarco de un poderoso grupo editorial sueco en la empresa donde ejerce como periodista altera su vida profesional, y, más importante, su peculiar vida familiar en la que su hijo es el centro de su universo. Madrid, Estocolmo, inseminación artificial y el amor más inesperado aparecen en esta historia donde el destino, creamos o no en su poder, despliega su magia poniendo las cosas en su sitio.

*Gracias a Harlequín por el ejemplar.


Mi opinión:

Irene ha tomado las riendas de su vida. Tiene un trabajo que la apasiona, lleva una revista sobre cine en una importante empresa editorial española y, aunque no tiene pareja, eso no le ha impedido ser madre.
Hace unos años se sometió a una inseminación artificial en Suecia, ahora vive feliz con su pequeño hijo. Su única preocupación es que la empresa en la que trabaja ha sido vendida a un hombre sueco y ninguno de los trabajadores sabe que pasará con su puesto de trabajo.
Marcus Olofsson está contento de trabajar en España y cuando conoce a Irene se siente inmediatamente atraído por ella. No le importa que tenga un hijo y sea madre soltera, le gustaría conocerla mejor. Lo que no entiende es por qué ella le rehúye tanto. Y es que Irene tiene un miedo terrible, resulta que su hijo Samuel se parece muchísimo a Marcus y los datos que tiene del donante coinciden muchísimo. ¿Podrá ser cosa del destino?

Este libro me llamó la atención por su sinopsis, me pareció muy interesante que se jugase con el papel de una mujer que decide ser madre sin esperar a tener pareja. Se habla de la inseminación artificial, de Suecia y de las madres solteras ¿pinta bien, no? Pues, por desgracia, ha sido una lectura que no me ha gustado lo más mínimo. No ha sido lo que esperaba.
Estamos ante una novela que se lee muy rápido, el tamaño del libro hace que llegue a las 300 páginas, pero creo que si fuese en digital ocuparía mucho menos. Es una de esas novelas románticas breves que se leen en un par de días y confieso que no suelen ser muy de mi gusto. Ni el estilo, ni las tramas ni los personajes.
Es una historia sencilla y manida, muy predecible y todos estos elementos de los que hablaba que pueden parecer diferentes o dilemas más contemporáneos, se ven diluidos por el modo en el que se tratan.
Irene es una madre soltera, sí, pero el mensaje final del libro parece que quiere decir que si tu hij@ tiene un papá y una mamá va a estar mejor. Todo el rollo del destino no me ha gustado nada, siguiendo esa idea parece que llegamos a la conclusión de que el destino ha intervenido para conseguir el final feliz. ¿Son solo finales felices y adecuados si la pareja se enamora, si el niñ@ tiene un padre y una madre, una casita, dinero y son todos muy felices y comen perdices? No se ajusta nada a la nueva realidad que tenemos que empezar a asumir y a normalizar en los libros, cine, series, etc, porque ha venido para quedarse. No me gustan estas ideas tradicionales cishetero para nada y, por desgracia, en novela romántica hay mucha, pero aquí siento que se ha querido disfrazar con una modernidad que luego no existe.
Tampoco me ha gustado nada como se lleva el tema de que una mujer se encuentre y conozca al donante de semen con el que ha concebido su hijo, se lo diga y luego este reclame derechos que no tiene. Marcus mete mucho la pata e Irene se enfada con él, pero lo acaba perdonando y no le veo la lógica.
Por otra parte, todo lo relacionado con el niño me ha parecido muy empalagoso, siempre que se refieren a él se utilizan diminutivos o un mote del que se abusa. Todo en la maternidad es perfecto, el niño, por supuesto, es guapísimo, muy inteligente, le gustan los deberes de matemáticas… claro, porque Irene le gustó que el donante tuviese una carrera en matemáticas, puesto que a ella se le daban mal, así su hijo lo llevaría en los genes. ¿En serio estamos hablando de si la genética influye hasta ese punto? ¿Si tu padre es bueno en matemáticas tú lo serás también? Meh, error. Me han molestado mucho este tipo de detalles, parece que ofrecen una información que no es verídica y si alguien no se molesta en contrastarlo, puede confundirse y creer que es cierto.



[Extracto del libro]
Era alto, guapísimo, inteligente, con poder y mucha pasta, no se podía quejar de nada, las mujeres desfallecían a sus pies, y el que ella lo evitara y pasara de su cara estaba claro que no le podía afligir o afectar.


Lo mismo ocurre cuando la autora (se percibía que era la voz de la autora) cuenta a través del personaje de Irene su opinión sobre los «aficionados» que comentan cine en Youtube, blogs, webs, etc. Al parecer no tienen ni idea y están arrebatando el trabajo a los verdaderos profesionales, los que trabajan en revistas y la gente que de verdad es cinéfila merece una gran calidad en sus trabajos… ¿Es este el lugar indicado para soltar una opinión así? Una opinión subjetiva y que puede no ser cierta. Yo sigo Juego de Tronos, por poner un ejemplo, y sigo canales, páginas web, leo artículos de «aficionados» que son estupendos, con un trabajo detrás impresionante, con un detallismo, una redacción y unas referencias dignas de cualquier periodista. Luego, entro en un artículo de El País o El mundo, hablando de Juego de Tronos, con noticia de filtraciones de hace meses como si fuesen actuales, con laísmo, confundiendo nombres, etc… Me ha parecido muy feo que se denueste así el trabajo de las personas que hablan de cine solo porque no trabajan en una revista. Haber hay de todo y algunos son auténticos profesionales.
     En cuanto al romance, pues esto es una novela romántica, he sentido que apenas se ve. No he visto la emoción, ni la tensión, ni como se llega de un lado a otro. No veo que los personajes se vayan conociendo poco a poco, todo va rápido y que todos los personajes sean guapísimos, inteligentes, buenas personas, altísimos, con dinero, con talento… Es algo ya muy recurrente pero que yo creo que cada vez aceptamos menos. Que todo sea tan perfecto se aleja de la realidad y a mí me aburre y más si sueltan de golpe todas estas cualidades al describir al personaje, como se hace aquí.
     Por desgracia, ha sido un tipo de lectura que no disfruto nada. Me ha parecido muy predecible, casi sin trama, con unos personajes planos, con temas delicados que no me parece que se hayan tratado bien y no creo que se les haya sacado todo el provecho posible, con una relación amorosa simple y sin emoción… El estilo coloquial de la narración tampoco me ha animado mucho. No ha sido un libro para mí, eso está claro.
     No he leído ninguna reseña de esta historia, así que puede que a otra gente sí le esté gustando y si os apetece leerla, os animo a conocer otras opiniones, porque como he dicho, no era la novela para mí. 
     Si lo habéis leído, espero que me contéis vuestra opinión y, si no es así, os animo a debatir sobre lo que opináis sobre algunos aspectos de los que os he hablando a lo largo de la reseña, o incluso qué tiene que tener para vosotras una buena novela romántica. 


Una historia simple y breve, predecible y con personas planos. Me ha aburrido un poco y no es para nada el tipo de historia que me gusta, creo que temas como la inseminación artificial, la vida de una madre soltera o la diversidad de las familias se desaprovechan y todo acaba de la manera más tradicional, contradiciendo un poco lo que se suponía que se quería reivindicar.La trama es escasa y el romance no emociona, todo va muy rápido y se le da excesiva importancia a la belleza, inteligencia y perfección de los personajes.

                                                   
Decepcionante


4 comentarios :

  1. Hola Galena, que lástima que este libro no cumpliera con tus expectativas y con todos los peros que mencionas no se me antoja para nada.
    Mil gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Galena!!
    Vaya, pues menuda decepción entonces con el libro. No lo he leído, pero la verdad es que de los libros de la autora es el que menos me llama la atención. Antes leía mucho de sus libros, pero de un tiempo a esta parte la tengo abandonada y no me ha gustado lo que comentas de la crítica a los blogs o youtubers que hablan del cine, ya que para mí su oponión es igual de válida que la de un profesional al que pagan por ello y no creo que este sea el mejor método para decirlo, pero me imagino que tendrá sus razones, no lo sé... En fin, que no me llamaba la atención y después de leer lo perfecto que es todo, que quiere ser madre sola y después no es así, lo de los genes y más, mejor lo dejo pasar ;D
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  3. No conocía el libro, pero lo dejaré pasar. Ya con la sinopsis no me llamaba la atención, y con tu opinión aún menos...

    ResponderEliminar
  4. Menuda decepción más grande. Aunque lo de la inseminación artificial podía sonar bien, no creo que la hubiera leído, y tras lo que cuentas, mucho menos. Coincido en que no me parece nada bien el self-insert de la autora con esas opiniones de los "aficionados" y luego lo de que por el destino se encuentre con el "padre" de su hijo, y que su hijo sea perfecto...buah, es que son demasiados defectos. No me acerco ni con un palo :/

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.