Desvaríos: Galanes VI: Ángeles


Bienvenid@s una vez más, estoy de regreso con una sección que tenía un poco abandonada pero que no he olvidado, lo prometo.
Galanes es una sección en la que trato a los prototipos de protagonistas masculinos propios de las novelas románticas, como pueden ser los vampiros, los vaqueros, highlanders, hombres lobo, nobles… Y sí, hoy le toca el turno a los ángeles.


Seguro que recordáis que hace un tiempo todo fueron vampiros, luego hombres lobo y luego ángeles ¿verdad? La época de los ángeles fue mucho más fugaz que la de los vampiros, por desgracia, porque a mí me llamaba bastante la atención, pero no encontré demasiados libros en la que pudiera disfrutarlos. Nota* Si tenéis recomendaciones, soy toda oídos*
La figura del ángel ha sido romantizada desde hace mucho y no es muy difícil que, por lo general, los ángeles caídos, y hago especial hincapié en caídos, resulten de lo más atractivos. En cuanto a esto hay muchas versiones, pero es común leer que el primer ángel caído fue Lucifer cuando Dios lo expulsó del cielo. Los siguientes caídos fueron los ángeles que se unieron a «las hijas de los hombres» y como resultado nacieron los nefilims. Es muy corriente que en una novela de ángeles caídos se mencionen a estas criaturas. ¿Qué son los nefilims? Pues un poco de todo, en algunas historias son una mezcla de ángel y humano, en otras gigantes asesinos, en otras monstruos o abominaciones, en otras demonios… un largo etc.
Como en las demás entradas de este tipo, trataré de reflexionar sobre qué es lo que hace que los ángeles resulten personajes tan atractivos y que existan una serie de novelas, ya sean juveniles o adultas, de romance que los tienen por protagonistas.
Lo primero que me viene a la cabeza es que tienen alas, porque a todo el mundo le gustan las plumas y volar ha sido de siempre el sueño humano ¿verdad? Pero por supuesto, la mayoría de los ángeles caídos carecen de ellas porque se las han arrancado (¡Auch!)
Personalmente, todo este mundo celestial a mí me llama la atención, si bien no he leído muchísmas novelas sobre el tema y no lo tengo aburrido, como sí me sucedió con los vampiros. El tema de los ángeles, los rangos, la historia y todo lo que conlleva me parece muy interesante y diferente, algo de lo que no sabía prácticamente nada y gracias a la ficción, cada autor puede darle el enfoque que más le guste, con lo que podemos encontrarnos con tramas de lo más apasionantes.

Pero sin abandonar la idea de qué es lo que hace atractivo a los ángeles, pues bien, que hay varios motivos y no todas las historias beben de todos ellos, sino que depende del enfoque que se les de. Por un lado, los ángeles son los soldados de Dios, con lo que son guerreros, y los guerreros despiertan muchas pasiones. Ponedles alas y espadas de oro y ¡voilá! Si hablamos de un ángel caído el éxito aumenta, porque señoras y señores, tenemos entre manos a un rebelde y como decía Rita Skeeter, «los rebeldes mueven masas». El ángel caído también puede verse como una persona que ha sufrido el rechazo, que ha sido juzgado injustamente y eso también vende.
Hablar de ángeles casi siempre conlleva hablar de religión y eso le puede restar interés, pero también puede ayudar a montar una trama bastante completa, será por información. Y si se inclinan por quitar el apartado religioso, se abre el misterio de ver cómo explican la existencia de los ángeles, algo que es muy interesante de explorar.
Otro escenario interesante es cuando se mezcla en un mundo contemporáneo y con el pensamiento de hoy la presencia de estos ángeles, cuando es por sorpresa el choque es mayor y la trama puede ser genial.
Voy a tener que recurrir de nuevo a mi manida explicación, pero al igual que en los demás casos, que el protagonista (en menos ocasiones pero sucede también si lo es la protagonista) forme parte de estos prototipos lleva a la historia a formar parte de esta temática, a tener una ambientación diferente y a presentar un personaje atractivo que tiene mucho que contar, una gran historia detrás y características que lo hacen diferente, en este caso viene muy bien el adjetivo, que lo hacen celestial.

Y ahora hablemos de algunas novelas que tienen como protagonistas a los ángeles. La primera que yo leí y que me introdujo en este mundo de seres alados fue Hush, hush, de Becca Fitzpatrick. Es posible que much@s lo hayáis leído, tuvo bastante presencia en blogger, pero fue perdiendo fuelle.
Recuerdo que la imagen de la portada me fascinaba, contaba mucho en una sola imagen y vendía bien la historia. Empecé la lectura de esa novela y sí, me gustó. Era adictiva, el personaje de Pacth me encantaba porque era un chulito que salía con respuestas ácidas… Puede que si lo hubiera leído hoy no me hubiera gustado tanto. Nora, la protagonista, era de esas que entran en el saco de las sosas y no se le dedicaba mucho tiempo al tema de los ángeles. Todo era como muy secreto y las expectativas subían y subían… y no se cumplieron respecto a eso.
El segundo libro, Crescendo, recuerdo que ya no me gustó tanto y el tercero lo abandoné porque era gordísimo y no iba a ninguna parte. Se había querido alargar un final artificialmente para vender un libro más, o esa impresión me dio.
De todos modos, recuerdo con cariño Hush, hush, con su título extraño, su portada fantástica y lo divertido de la lectura. Hizo que me interesase más por el tema y buscase otros libros sobre ángeles.
El que recuerdo que leí después y que me marcó mucho y, sin duda, mi favorito hasta el momento sobre ángeles fue Angelfall, conocido en España como Ángeles caídos, de Susan Ee.
Yo lo leí mucho antes de que se publicase en español y me dejó fascinada. Es un ejemplo de cómo se toma el mito de los ángeles y se introduce en un apocalipsis en la era contemporánea, donde no hay muchas respuestas que expliquen su llegada. Se mezcla con ciencia-ficción, romance y mucha acción y suspense. Es una de mis sagas favoritas, de las que más me atrapan y me maravillan por la capacidad de su autora. Son libros muy ágiles y se leen en nada, con personajes interesantes y que tienen finales épicos.
Me falta por leer el último y me da pena porque es una historia que no quiero cerrar, aunque sean tres libros, se devoran enseguida. Creo que es una muy buena historia de ángeles guerreros y que tiene una protagonista fuerte y luchadora, además de una relación amorosa con mucha tensión.
Por casualidad, un día y no hace mucho, me encontré con unos libros de Nalini Singh que forman parte de su serie El gremio de cazadores y sin que yo supiera nada de ellos, vi que eran novelas románticas con ángeles como protagonistas.
Leí todos los libros que están publicados en español (no sé por qué no siguieron publicándolos)  y es una serie que me gustó mucho. También trata el tema de los ángeles de una manera con cierto suspense y también son guerreros. Cada libro se  centra en una pareja, aunque la del primer libro tiene mucha relevancia. Me gusta mucho el hecho de que en la primera novela se nos presentan a personajes secundarios que son ángeles y se nos dejan caer detalles sobre ellos que más tarde podremos conocer cuando tengan su propio libro.
Como en todo, hay personajes que interesan más o menos, así que hay libros que me gustaron más que otros, pero en general es una saga que me gustó muchísimo, que me sorprendió y que está avalada por las buenas críticas que tiene. Creo que es lo único que he leído de romántica adulta en la que hay ángeles y si os gusta el género, merece la pena.
Y la lectura más reciente que tuve de esta temática fue Dos velas para el diablo, de Laura Gallego. Es un libro juvenil y lo segundo que leo de esta autora y si vais a mi reseña veréis que me gustó bastante.
No solo habla de los ángeles, en realidad se divide su atención también entre los demonios porque se cuenta la historia que los relaciona. Toma base en la historia de la religión católica y le da su propio punto de vista. Se ve que hay una gran documentación detrás y es una novela entretenida, la verdad es que me sorprendió porque no esperaba que se hablase tanto sobre la razón de la existencia de ángeles y demonios. En los demás libros que he leído de esta temática se evita dar esa explicación (en todos los que he mencionado más arriba es así por una razón o por otra).
Es una novela más juvenil que las otras, tirando un poco a middle grade, pero aun así me gustó más de lo que esperaba y me ha dejado con ganas de leer en el futuro alguna novela más de Laura Gallego.

Y por último tengo que mencionar El arcángel de luz, una novela de Raquel Cruz que trata de un romance entre un abogado y una periodista. Pero sí, trata también sobre ángeles caídos, pero no digo más para no desvelar detalles.
Es una historia que leí hace mucho tiempo y no la recuerdo bien, creo que es una bilogía y la segunda parte se ha publicado hace un tiempo.
Creo que el romance empezaba con bastante pique y era muy divertido seguirlo, así como ver ese secreto que  escondía el protagonista, Abel. Al principio recuerdo que no entendía bien por donde iba a ir, porque parece una novela de romance contemporáneo pero no, tiene su parte paranormal.
Las novelas con ángeles como protagonistas estuvieron de moda, una moda fugaz pero que nos dejó historias muy interesantes. Personalmente, creo que permiten hablar de una ambientación muy llamativa, llena de detalles y que abre la puerta a explorar nuevos mundos o realidades. Considero que no hay que dejarla de lado y deseo que haya más novelas de esta temática, que no se deje de escribir sobre ellos ahora que su breve boom pasó, porque tienen mucho que ofrecer.
Si el ángel caído como figura fue tan atractivo, considero que se debe a todas las oportunidades que presenta para quien escribe sobre ellos y crear así personajes muy complejos con vidas extraordinarias, desde ser un soldado de Dios, a un ángel caído, un rebelde, un marginado, un ser oscuro que viene de la luz... Las posibilidades son enormes.
Si os gusta el mundo paranormal podéis encontrar novelas relacionadas con toda esta mitología y para mí sería genial que se escribiesen más historias juveniles con estos tintes. Estaré encanta de leer lo que pensáis y estaré atenta para responder y devolver vuestros comentarios. Eso sí, no os olvidéis de recomendarme títulos y si tenéis alguno en mente.

¿Habéis leído novelas con ángeles cómo protagonistas? ¿Os gustaría que se escribiesen más historias sobre ángeles? 



Reseña: Lady Midnight, Cassandra Clare


01 Lady Midnight

Título: Lady Midnight
Autor: Cassandra Clare
Traducción: Patricia Nunes
Editorial: Destino (Ver ficha)
ISBN: 984-84-08-15725-0
Año de publicación: 2016
Género: Juvenil, Romántica, Fantasía Urbana
1º de la saga Lady Midnight

Sinopsis

*ATENCIÓN, esta sinopsis contiene spoilers*
Han pasado cinco años desde el final de Ciudad de Fuego Celestial. Los padres de la cazadora de sombras Emma Castairs fueron asesinados y desde entonces su hija no ha dejado de buscar al culpable. Ella, junto a su parabatai, Julian, empieza a investigar una demoníaca trama que se extiende por los lugares más glamurosos: desde Los Ángeles hasta las playas de Santa Mónica…, trama en la que se ve envuelto un hechicero fascinante, Malcolm, que se empeña en recuperar a Anabel, su amada muerta.
Además, Emma no puede evitar la poderosísima atracción que siente hacia su compañero, una relación que las leyes de los cazadores de sombras prohíben. Una auténtica caja de sorpresas que enlaza tramas, personajes y revela conexiones de los descendientes con sus ancestros.


Mi opinión:

Emma y Julian son dos cazadores de sombras que están muy unidos, por eso cuando tenían doce años decidieron hacerse parabatai. Ambos sobrevivieron al ataque de Sebastian en Idris, y ambos perdieron a sus padres. Ahora, Emma sigue intentado descubrir quién mató a los suyos. Aunque la Clave le echa la culpa a Sebastian, Emma cree que no fue así y a pesar de tener que hacerlo en secreto, nunca ha dejado de investigar y por primera vez en años, parece que está detrás de una pista certera.
Julian, por su parte, ha sufrido no solo la pérdida de su padre, sino también la de sus hermanos mayores, ya que por ser medio hadas han sido apartados de sus demás hermanos. Mark fue secuestrado por la Cacería Salvaje y nadie sabe si está bien o mal, vivo o muerto. Jules no solo es el hermano mayor ahora, es casi un padre para todos sus hermanos y las responsabilidades con las que ha tenido que cargar han erigido gran parte de su personalidad, pero hay algo más que lo carcome. Julian siente una fuerte atracción por Emma, su parabatai, un tipo de amor que está totalmente prohibido entre parabatais por la ley de los cazadores de sombras. Lo ha mantenido en estricto secreto, tanto para proteger a sus seres queridos del castigo de la Clave como para mantener su amistad con Emma.
Ella, a su vez, siente un cariño muy profundo por Julian y puede que ese cariño esté cambiando por algo más fuerte, pero es tal la prohibición que ambos tratarán de evitarlo, pero ¿por qué la Clave es tan insistente respecto a eso? ¿Por qué el amor entre parabatais es peligroso?

Después de leerme los seis libros de la saga principal (reseñas aquí) no esperaba volver a leer nada más sobre este mundo y confieso que me pilló un poco de sorpresa ver que se publicaba Lady Midnight, ya que no seguía las noticias sobre los trabajos de Cassandra Clare y no conocía que tenía intención de seguir escribiendo sobre este mundo.
Sin embargo, desde el principio me llamó mucho la atención que los personajes protagonistas no fuesen los que ya se conocían de antes, sino que la historia se mueve de ubicación y estamos ante la historia de otros cazadores de sombras. Una historia que a mí me llamaba mucho más que la de Clary, Jace y cía.

Tuve mucha suerte cuando me tocó un sorteo fantástico en Inkwand y pude conseguir el libro, no os hacéis una idea de la ilusión que me hizo porque tenía muchas ganas de darle una oportunidad. Y vaya si ha cumplido.
Si leéis mis reseñas sobre la saga principal, veréis que me gustaron, pero que nunca llegué a conectar del todo con los personajes, Clary siempre me cayó mal y había algo que no terminaba de emocionarme en esas historias. Con Lady Midnigth me he convertido en fan del mundo de Cazadores de sombras, ha sido todo lo que yo esperaba de la anterior saga y me ha dejado muy, muy contenta. Sé que  hay mucho hype respecto a este libro, y tal vez me influya que yo iba un poco a ciegas, aunque había visto opiniones, pero para mí ha sido una gran lectura y creo que Clare ha mejorado mucho.


[Extracto del libro]
—Cazador de sombras —masculló siseante.
Los asistentes a la fiesta huían del patio saltando las verjas que daban al aparcamiento. Ninguno de ellos vio a Emma. Aunque el instinto pareció habérseles activado y los hizo esquivarla como el agua rodeando los pilares de un puente.
Emma llevó la mano por encima del hombro y la cerró alrededor de la empuñadura de su espada, Cortana. Desenvainó la hoja, como un haz de luz dorada rasgando el aire, y apuntó con ella al hada.
—No —replicó Emma—. Soy un anuncio. Este es mi disfraz.
El hada la miró confuso.
Emma suspiró.
—Cuesta tanto ser irónica con los seres mágicos… Nunca pilláis las bromas.
—Somos muy conocidos por nuestras befas, burlas y baladas —replicó el hada ofendido—. Tenemos baladas que duran semanas.
—No tengo tanto tiempo —dijo Emma—. Soy cazadora de sombras. Replica rápido y muere joven.

Pues vayamos con la reseña, que si no fangirleo todo el día. La trama de este libro se centra en sus personajes, así que no tendremos un gran malvado al que vencer al estilo de los libros anteriores, hay acción sí, pero lo que de verdad engancha (por lo menos a mí) es la historia de sus personajes, sus vidas, sus miedos, sus problemas… ese es el punto fuerte, pero no por ser más psicológica deja de ser menos interesante, al contrario, sus 681 páginas se pasan volando.
Yo no sabía mucho sobre la trama porque aunque leí la sinopsis me olvidé de lo que ponía y menos mal, sino menudo spoiler me hubiera comido. Si no habéis leído el libro os recomiendo que la obviéis, aunque tal vez os olvidéis como yo. Tampoco recordaba mucho quienes eran Julian Blackthorne y Emma Castairs, me sonaban pero no les había prestado demasiada atención en los anteriores libros, pero en seguida su historia nos atrapa.
Pero antes de ir con los personajes, tenemos una trama con un misterio, con un asesino que nadie sabe quién es y que parece que puede estar relacionado con la muerte de los padres de Emma, así que nuestros protagonistas se verán envueltos en una investigación, eso sí, en secreto, ya que están desobedeciendo a la Clave. Ese misterio que no se descubre hasta el final, la verdad es que no me interesaba tanto como otros aspectos de la historia y yo al menos no me lo esperaba demasiado, pero tampoco pensé mucho en ello. No es lo más rebuscado del mundo, ni lo más difícil, pero está bien, se resuelve de manera correcta.


[Extracto del libro]
—Cuando amas a alguien, se convierte en una parte de ti. Está en todo lo que haces. Está en el aire que respiras, en el agua que bebes; su voz permanece en tus oídos y sus ideas en tu cabeza. Conoces sus sueños porque sus pesadillas se te clavan en el corazón, y sus sueños buenos son también los tuyos. Y no crees que es perfecto, sino que conoces sus defectos, la auténtica verdad de sus defectos y las sombras de todos sus secretos, y eso no te hace alejarte; de hecho, lo amas más por eso, porque no quieres que sea perfecto. Tú quieres a ese alguien.


      Lo más interesante que nos ofrece también la historia es la posibilidad de conocer más sobre el mundo de los cazadores de sombras, del mundo de las hadas, del que sabíamos tan poco, de los subterráneos, de cómo están las cosas después de lo que hizo Sebastian, de cómo les va a Clary, Simon, Jace, Alec, etc… y de los problemas que causa la Clave. Con este libro para mí la Clave queda confirmada como antagonista, porque sus actos la declaran como una organización dictatorial que hace infelices a los cazadores de sombras y que es injusta y poco sincera, así que al terminar la lectura me he quedado con la duda de por qué hay tantos cazadores que no luchan por cambiar ese sistema, ya que no funciona nada bien… pero bueno, ¿quién sabe?, tal vez más adelante veamos cambios, desde luego las nuevas generaciones no están nada de acuerdo con su modus operandi.
Los protagonistas son Julian y Emma, sobre todo ella y llegamos a conocerlos bien. Es fácil adentrarse en esta historia porque tiene muy presente el factor humano y creo que es muy sencillo que mientras leemos se nos olvide que estamos ante una historia de fantasía paranormal, ya que la situación de ambos puede ser la de mucha otra gente.
Ambos son huérfanos y se han apoyado el uno en el otro para sobrevivir, aunque cada uno tiene sus demonios. La amistad infantil que tenían se está convirtiendo en otra cosa, lo cual es un poco raro, porque casi se criaron como hermanos, pero también es horrible porque no tienen la libertad de expresar ese amor debido a las leyes, lo cual también hace que en parte se arrepientan de haber hecho su unión como parabatais.


[Extracto del libro]
—Conduces demasiado rápido —dijo Mark.
Emma soltó un resoplido y comprobó la correa sobre el pecho que sujetaba a Cortana.
—Ya pareces Julian.
—Me he sentido contento —dijo Mark mientras se ponía a su lado—. Ha sido como si volviera a volar con la Cacería y probara la sangre del cielo.
—Vale, ahora pareces Julian drogado.

Emma vive obsesionada con ser una cazadora de sombras infalible, en superar el dolor, en entrenar, entrenar y entrenar, y en descubrir quién mató a sus padres, casi a toda costa. Muchos lo han dicho y yo también tengo que hacerlo: Emma es como Jace. Estos dos personajes son muy parecidos, bellos pero fríos, ambos reciben el calificativo de mejor cazador de sombras de su generación y ambos son arrogantes. Emma tal vez me ha parecido menos interesante que Julian porque no cae tan bien como él, es más distante y a mí me parece que inconsciente a veces. Se pone en peligro a menudo y Julian siempre tiene la responsabilidad de preocuparse de todo, también de ella y creo que si Emma tanto comprende la carga de él debería ayudarlo a superar ese peso, debería ser más responsable para aliviar sus preocupaciones.
Julian es un chico que se quedó huérfano de pequeño y aunque esperaba que sus hermanos mayores se ocuparan de todo, tuvo que ver como los separaba de él y de pronto se convertía el hermano mayor. Tiene a su cargo a sus dos hermanos gemelos adolescentes, a una hermana preadolescente y a un niño pequeño, aunque eso no era así cuando tuvo que empezar a cuidar de ellos. Tuvo que aprender a cuidarlos él solo, a buscar soluciones para que la Clave no decidiera separarlos y también pensar en qué manera Emma, que era huérfana, pudiera vivir con ellos, que no tenían ningún adulto a su cargo en aquel momento.
Además de ocuparse del cuidado y educación de sus hermanos siendo un crío, Julian ha tenido que cargar con muchos otros problemas, y preocuparse por el bienestar de sus hermanos mayores, uno de los cuales fue secuestrado por las hadas y del que no tiene noticias desde hace años. Sí, Julian ha tenido que crecer muy rápido y eso deja huella. La complejidad de la situación de este personaje, su gran sentido de la responsabilidad, de anteponer todo a su bienestar hace que empaticemos con él enseguida y es en este aspecto en el que la novela se vuelve más humana. Creo que Julian se come todo el protagonismo que pueda tener Emma, porque es imposible no admirarlo. Mucha gente ha tenido que salir adelante en situaciones parecidos, no hay que ser cazador de sombras para ello.


[Extracto del libro]
Alguien estaba arrodillado sobre el techo del coche con una ballesta ligera apoyada contra el hombro.
Julian.
El coche avanzó y Julian se puso en pie alzando la ballesta. Era un arma compleja, capaz de disparar muchas flechas en muy poco tiempo. Fue pivotando hacia los demonios, disparando una flecha tras otra, mientras se mantenía afincado en el techo del coche como si estuviera sobre una tabla de surf, con los pies firmes a pesar de que el vehículo se bamboleaba sobre el suelo irregular.
Emma se llenó de orgullo. La gente a menudo actuaba como si Julian no pudiera ser un guerrero porque era amable en la vida corriente, dulce con su familia y sus amigos.
Se equivocaban.
Todas las flechas dieron en el blanco, todas se hundieron en el cuerpo de un demonio.

Yo entiendo bien esa responsabilidad, nunca me he visto en una situación así, pero tengo una hermana pequeña a la que le llevo diez años, y aunque ahora es una adolescente sé lo que es cambiar pañales, darle de comer, hacer el avioncito, levantarla, vestirla, peinarla (aunque según ella nunca me quedaban las coletas como a mami), darle el desayuno, llevarla al cole, verla llorar, reñirle, jugar con ella… En fin, lo que conlleva ser hermano mayor en ocasiones, no a todos les toca esa responsabilidad. Y por ser la mayor y la responsable, también sé a lo que se enfrenta Julian cuando su hermano Mark vuelve y se convierte en el hermano guay, el que es divertido y nunca tiene que ser el que regaña, el que no tiene responsabilidades. Sí, me he visto en esas en muchas ocasiones, así que lo comprendo bien.
Además de Julian y Emma hay una gran galería de personajes a los que seguramente podremos conocer más en los siguientes libros (de momento es una trilogía). Está Mark, que ha vivido entre las hadas y de mano de él conoceremos un poco más como funciona este loco mundo, también será el que nos regale momentos divertidos y graciosos y la verdad es que creo que aporta un punto muy interesante a toda la historia. Los demás hermanos de Julian también tienen su papel y alguno que otro va a dar mucho juego más adelante. Me ha gustado como se presentan sus personalidad, cada una única y bien definida, Clare lo ha hecho muy bien con los personajes en este libro.

En el instituto también está Cristina, una cazadora de sombras del extranjero que ayudará mucho a Emma y a los Blackthorne, pero que también trae sus propios problemas, otro misterio que no se resolverá hasta el final del libro y puede que en las continuaciones sepamos más sobre todo esto.
      Y no puedo finalizar la reseña sin darla a Clare el reconocimiento de incluir siempre en sus novelas al colectivo LGBT porque aunque yo no leí la saga principal cuando se publicó, he visto que ha significado mucho para otros lectores la sexualidad de algunos de sus personajes, la naturalidad con la que habla de ello y el protagonismo que les da. Basta ver el éxito que está teniendo este aspecto en la serie de televisión. Pues en Lady Midnight no iba a ser menos y tendremos algunas parejas interesantes y me da que en el siguiente libro veremos alguna más.


[Extracto del libro]
Había cariño en los ojos de la familia cuando miraron a Julian, y preocupación y temor, pero Emma se preguntó si Jules podría ver algo de eso. Si lo único que veía era a los niños por los que había sacrificado tanto en su vida felices con otra persona. Si, al igual que ella, habría mirado la cocina y recordado cómo había aprendido por sí solo a limpiarla cuando tenía doce años. Cómo había aprendido por sí solo a cocinar: al principio, cosas sencillas como espaguetis con mantequilla o bocadillos de queso. Un millón de sándwiches, un millón de quemaduras en las manos y las muñecas por las salpicaduras. Cómo, antes de que supiera conducir, todos los días recorría a pie el sendero hasta la autopista para recoger el pedido de comestibles. Cómo había cargado con toda la comida colina arriba. Julian de rodillas, esquelético en sus vaqueros y sudadera, fregando el suelo(…)
Y volvería a hacerlo, pensó Emma. Claro que sí: los quería de un modo así de fiero. Lo único que hacía enfadar a Julian era el miedo, el miedo por sus hermanos.

Por cierto, se puede leer sin haber leído la otra saga, aunque aquí no hay una iniciación al mundo de los cazadores de sombras como en Ciudad de hueso, así que la información puede perderos un poco.
Con este libro de Cazadores de sombras por fin puedo decir bien claro que me ha encantado, que me ha gustado mucho, enganchado, divertido y que estoy deseando leer la continuación. Ha sido para mí todo lo que no fue la saga principal y me ha parecido una buena idea seguir en este universo tan rico con otros personajes, podía haber salido mal, pero lo ha hecho muy bien y para mí esta historia supera a la anterior, así que si estáis dudando en si darle una oportunidad o no, yo os animo a hacerlo, para mí será una de mis mejores lecturas de este año seguro.

      Lady Midnight ha sido para mí todo lo que no consiguió ser la saga principal, por fin puedo decir que un libro de Cazadores de sombras me ha encantando y enganchado muchísimo. Una lectura que merece la pena y que se beneficia de estar ambientada en un universo tan rico con otros personajes, unos mucho más complejos y que cargan con el peso de la novela sin que esta deje de ser atrapante. Sin lugar a dudas, una lectura que recomiendo sí o sí.

¡Hay que leerlo!

Reseña: La invasión del Tearling, Erika Johansen



02 La invasión del Tearling

Título: La invasión del Tearling
Autor: Erika Johansen
Traducción: Gemma Rovira
Editorial: Plaza & Janés (Ver ficha)
ISBN: 984-84-01-01886-2
Año de publicación: 2017
Páginas: 570
Género: Juvenil, Fantasía, Distopía
2º de la trilogía La reina del Tearling

Sinopsis

Se ha hecho con el trono. Ahora tendrá que salvar a su reino.
Una vez conquistado el trono, hay que conservarlo. Y no parece fácil. Kelsea ha decidido interrumpir el envío de esclavos al vecino reino de Mort y se ha ganado la lealtad y la admiración de su pueblo, pero también ha despertado la ira de la Reina Roja. A partir de ahora, la brutal soberana no cejará en su empeño por destruirla.

Desesperada y más sola que nunca, Kelsea deberá encontrar la manera de defender a su reino. Y eso pasa por aprender a controlar sus poderes y descubrir su conexión con Lily, quien procede de una época en la que ser mujer era casi un crimen.

Mientras el ejército invasor se acerca, Kelsea se dispone a servirse de lo que ha aprendido para asegurar el futuro del Tearling. Pero el tiempo se acaba...

*Gracias a Plaza& Janés por el ejemplar.
*Puede contener spoilers del libro anterior.

 Mi opinión:

Kelsea va tomando experiencia como reina y deberá ser fuerte para preparar a su reino para la invasión Mort.
Desde que detuvo la remesa como pago a la Reina Roja para que no atacara el Tearling, sabe que se avecina una guerra y debe resolver la cuestión más acuciante: cómo ganarla.
Con un ejército mucho más pequeño, débil y mal pertrechado, las esperanzas son pocas. Su guardia real se prepara para lo peor y su pueblo espera que los salve con su magia, pero en realidad, Kelsea no controla esa magia y por más que intenta pensar en cómo salir airosa de todo eso, no se le ocurre nada.
Para complicar más las cosas, parece que algo extraño está pasándole. Para empezar, su cuerpo y su cara están cambiando, algo inquietante, pero no tanto como las veces que tiene esas visiones sobre Lily. Por alguna razón y sin que sea por qué, a veces tiene visiones de una mujer de la época anterior a la Travesía que los llevó al Nuevo Mundo. Una mujer atrapada en una sociedad distópica que no reservaba muchas cosas buenas para las mujeres. Lo que Kelsea no sabe es si esas visiones son aleatorias o tienen algo que ver con ella.
Mientras tanto, el ejército Mort avanza cada día más, una sombra amenazadora que se cierne sobre los habitantes indefensos del Tearling.


Como no podía ser de otra forma, después de leer La reina del Tearling y que me fascinara, aquí estoy después de haber leído la segunda parte.
Si leísteis mi reseña del primer libro, sabréis que me encantó. Fue un poco inesperado que me gustase tanto y eso creo que solo hace que se acrecenté la buena visión que tengo de esta historia.
La ambientación me pareció fantástica, el tono muy adecuado, con tensión y sin suavizar las cosas, los personajes interesantes y una protagonista magnífica. Tengo que admitir que estoy un poco fascinada por la historia porque es uno de esos libros que no quieres soltar y que cuando no estás leyendo estás deseando tener un hueco libre para cogerlo.
Había leído comentarios de que esta segunda parte era incluso mejor y mis expectativas estaban altas. No voy a decir que no me ha gustado porque no es así, pero no tengo duda de que disfruté más el primero.
Hay varias razones por las que la lectura de La invasión del Tearling no me gustó tanto. En esta segunda entrega hay un elemento nuevo, los flashbacks, unos flashbacks que tiene como protagonista a Lily, una mujer del pasado.

[Extracto del libro]
—La reina expresión su aprobación asintiendo con la cabeza. No se parecía a las reinas de las historias que contaba el padre de Ewen, mujeres hermosas y delicadas como la pelirroja del Regente. Esa mujer parecía… implacable. Tal vez fuera el cabello, corto como el de un hombre, o la postura que adoptaba, con los pies separados y una mano en la cadera dándose golpecitos que revelaban impaciencia. A Ewen le vino a la mente una de las expresiones favoritas de su padre: era una mujer de armas tomar.

Cuando empecé la lectura de esta saga yo no sabía mucho de ella, pero a medida que leía me fui dando cuenta de que este mundo semejante a nuestra Edad Media era el «futuro» y que provenía de un pasado distópico. De alguna manera que iremos descubriendo a lo largo de esta novela llegaron a vivir así, como en el Nuevo Mundo.
La vida de Lily se reduce a ser una mujer florero, ya que hay unas leyes que prohíben a las mujeres prácticamente cualquier cosa. Vive en una casa acomodada y se cree afortunada, pero la verdad es que su vida es un sufrimiento.
Debido a esto, al tono violento y deprimente de la vida de esta mujer, estos flashbacks no son muy divertidos y puesto que yo me acerqué a estas historias buscando fantasía, estos momentos de distopía no me atrajeron tanto. Son más cercanos y los capítulos largos, así que aunque están bien narrados, siempre estaba deseando que volviesen las secuencias de Kelsea y el Tearling. La guerra se avecina y lo que ocurre en el reino es mucho más interesante que la vida de Lily.
Creo que eso hace que la lectura de esta entrega sea bastante diferente a la anterior, aunque no es lo único. Kelsea es una protagonista que me gusta mucho, me encanta ver cómo toda decisiones y se hace responsable de ellas, cómo es justa y sorprende a muchos, cómo es madura a pesar de ser tan joven. Sin embargo, aquí la veremos cambiada, hay algo oscuro en su interior que le costará controlar.
Un punto que me decepcionó es el siguiente. Kelsea comienza siendo una chica normal, que no es guapa, que no es delgada, que no llama la atención por su físico. Sin embargo, y esto me lo temía, ahora ya es delgada y guapa ¿qué mensaje enviamos? No pasa nada si eres fea pero es mejor ser guapa ¿no? Y si eres gorda pues mira, es mejor estar delgada, eso significa belleza. Ahora bien, todavía tengo esperanzas de que esto cambie, ya que estos cambios que se producen en ella parece ser que vienen por algo en concreto. De todas maneras no lo sabré hasta que lea el tercer libro, pero no me gustaría que se quedase así, pensaba que era un paso interesante hacer que los personajes protagónicos no se ajustasen al ideal de belleza. Por otra parte, la mayoría de hombres que están en la vida de Kelsea son atractivos, así que… Pero como digo, la belleza tiene un componente propio en este mundo, así que veremos cómo se continúa desarrollando y por qué camino se inclina.

[Extracto del libro]
 —En algún momento los mort tendrán que atravesar mis tierras, Majestad —continuó lady Andrews—. Puedo ponérselo difícil, o puedo hacerme a un lado.
Kelsea la miró fijamente.
—¿Insinúa que piensa cometer traición? ¿Y lo dice aquí, delante de treinta testigos¿
—No, no es esa mi intención, Majestad. A menos que me vea obligada.
—Obligada —repitió Kelsea, y esbozó una sonrisa—. Ya sé cómo se comporta en tiempo de guerra, lady Andrews. Seguramente recibirá al general Genot ofreciéndole un vaso de whisky y un polvo gratis.
—¡Señora! —suplicó Maza.
—¡Os lo ruego, Majestad! —intervino lord Williams—. No creáis que las palabras de lady Andrews nos representan a…
—Silencio, Williams —le cortó Kelsea—. Ya sé qué pretende lady Andrews.
—Lady Andrews se examinaban las uñas, como si Kelsea no despertara su interés.
—Todos ustedes tienen derecho a la propiedad, desde luego. Pero los derechos de propiedad no son sagrados, al menos en mi Tear. Hay que evacuar a toda esa gente, y para mí su seguridad es más importante que los beneficios que ustedes puedan obtener. Si intentan imponer sus derechos, yo recurriré al derecho de expropiación.
Varios de los nobles ahogaron un grito de asombro, pero lady Andrews se limitó a mirar a Kelsea con gesto de perplejidad.

Y por último, hay otro aspecto que me ha dejado un poco confusa. Estos libros no me parecen que sean románticos, pero Kelsea es joven y por primera vez está en contacto con más personas que sus padres adoptivos, así que entiendo que tenga alguna relación amorosa. La cuestión aquí es cómo se desarrolla y es que ese «romance» que comienza Kelsea no sé muy bien qué va a aportar. Se queda cómo de fondo y creo que se le podría haber sacado más provecho porque de otra manera no tiene mucho interés. Es como si fuese algo de pasada, no se profundiza ni en esa relación ni en la otra parte implicada.

Espero con ganas el siguiente libro y también con cierta pena, porque que se termine esta saga no me pone muy feliz. Me gusta el tono que tiene, la lógica, la ambientación, los personajes, el juego de gobernar… Y espero que con el último libro se le de un final digno, porque se lo merece.
La edición sigue el estilo de la anterior y aunque no son las portadas más llamativas del mundo, la verdad es que me encantan, así como los detalles ornamentales y el lomo me parece muy original.
En conclusión, aunque esta segunda parte no me gustó tanto como la anterior, la he disfrutado y nos deja un escenario de lo más interesante para el cierre de trilogía. Es una historia que me ha atrapado por completo, que me ha encantado por su protagonista, su ambientación y el tono.
Es una historia que merece una oportunidad, sobre todo si os atrae el género
  
Esta segunda parte no me ha gustado tanto como la anterior, pero aun así sigue mereciendo la pena, sin duda.Es una historia que me ha conquistado por su ambientación, su protagonista y su tono. Es uno de esos libros que no puedes parar de leer y que cuando tienes que hacerlo, no dejas de buscar un hueco libro para continuar la lectura. 
                                                   
¡Hay que leerlo!