Reseña: La señorita Mackenzie, Anthony Trollope

La señorita Mackenzie

Título: La señorita Mackenzie
Autor: Anthony Trollope
Traducción: Rosa Sahuquillo y Susana González
Introducción: Sarah Manzano Lobo
Ilustraciones: Iván Cuervo Berango
Editorial: d’Época
ISBN: 984-84-938972-7-7
Año de publicación: 2014
Género: Literatura Universal, Literatura Inglesa
  
Sinopsis

Encontramos a nuestra heroína en plena Inglaterra victoriana. Margaret Mackenzie, una «solterona» de mediana edad que ha dedicado toda su vida al cuidado de los demás, recibe una inesperada y considerable herencia tras la muerte de su hermano y, por primera vez en su monótona existencia, se siente libre para buscar cierto grado de felicidad. Margaret decide mudarse entonces de su sombría casa de Londres a un alegre apartamento en la próspera y refinada comunidad de Littlebath donde, tal vez con un ojo puesto en su fortuna, los pretendientes se le van presentado uno tras otro…
La señorita Mackenzie es una «joya» inédita en castellano que contiene mucho del arte del gran novelista inglés. Su dominio de la intriga, la profundidad psicológica de sus personajes, su inconfundible y aguda sátira social, así como el irónico retrato de la sociedad evangélica, le supusieron la profunda admiración de Henry James, Raymond Queneau o Lev Tolstói, quien dijo de él: «Me mata, me mata con su maestría…»
En La señorita Mackenzie (1865), Trollope dibuja un retrato conmovedor de las dificultades a las que se enfrentaba una mujer soltera cuando carecía de recursos económicos propios, al tiempo que nos regala una descripción magistral de las costumbres sociales de la época victoriana.
 «Un libro repleto de la más delicada belleza». (Sir Edward Bulwer-Lytton)

Mi opinión:

Margaret Mackenzie ha vivido toda su vida con su hermano menor, cuidando de él y sin ser demasiado importante para nadie. Después de la muerte de este, el testamente la declara a ella como máxima heredera, por lo que por primera vez en su vida Margaret tendrá dinero propio y libertad para hacer lo que quiera.
Es una mujer madura que ha salido muy poco de casa, por lo que es inocente y bien intencionada. Toma la decisión de mudarse a un tranquilo pueblecito, Littlebath, y para compartir su fortuna tomará a una de las hijas de su hermano mayor, un comerciante con apuros económicos, para cuidar de ella.
Con esta nueva vida, y atraídos por su dinero, conocerá a cuatro hombres que le propondrán matrimonio, pero ¿a cuál de ellos debe aceptar? Margaret se considera una romántica y cree que si debe casarse es mejor que lo haga con alguien a quien pueda amar, pero no quiere ser demasiado confiada y espera conocer un poco mejor a esos hombres que, ella sabe, la cortejan porque tiene dinero. Sin embargo, no todo es lo que parece y esos hombres pueden llegar a sorprenderla con sus acciones. ¿A qué debe enfrentarse una mujer sola, sin experiencia, madura y con dinero en la sociedad inglesa?

La señorita Mackenzie ha sido justo lo que me esperaba, una novela cuyo apoyo principal es la protagonista que da nombre al libro. Una mujer soltera, poco agraciada y pobre, que ha pasado toda su vida siendo invisible y cuidando a su hermano, sin salir ni disfrutar de los placeres de la vida. Cuando este muere hereda su dinero y es consideraba una mujer rica, con lo que decide irse de Londres y mudarse a un pequeño pueblecito para hacer amistades. Desea casarse pero no por ello aceptará cualquier oferta de matrimonio. Margaret Mackenzie empieza siendo una mujer inocente, temerosa de hacer algo más, de equivocarse en sus decisiones y a medida que avanza la novela la vemos cambiar, muestra una parte de ella que nadie se espera, es firme en sus decisiones y no permitirá que nadie la haga cambiar de opinión.

[Extracto del libro]
Margaret Mackenzie había llevado, obligada por las circunstancias, una vida muy retirada. No tenía ninguna amiga a quien poder confiar sus pensamientos y emociones; y dudo incluso que nadie supiera de la existencia –en Arundel Street, en la pequeña habitación del fondo-, de varias manos de papel en las que Margaret había escrito sus reflexiones y sentimientos; cientos de poemas que no habían visto más ojos que los suyos, sinceras palabras de amor grabadas en cartas que nunca envío, que nunca había tenido intención de enviar a destino alguno. Las cartas, de hecho, comenzaban sin destinatario y terminaban sin firma alguna; y no sería justo decir que estaban destinadas a Harry Handcock, ni siquiera en el periodo más álgido de su amor. Más bien eran pruebas de su ímpetu, ensayos de lo que sería capaz de hacer si la fortuna le fuera amable y le permitiera amar algún día.

La trama puede ser sencilla, centrada en los personajes y en la evolución de estos, en retratar la vida de la época, sobre todo desde el punto de vista de una mujer. Siempre me han gustado las tramas así, no necesito acción ni misterio para que una historia me atrape cuando sus personajes están bien construidos interiormente.
Los personajes de la novela son varios. Están presentes los dos hermanos de Margaret, el mayor, que según ella se ha echado a perder al mezclarse en el mundo del comercio, y el menor, que es aquel del que cuida Margaret. Cuando su hermano muere y le deja su dinero, hay varias personas que no ven a Margaret con buenos ojos, su hermano mayor y sobre todo la esposa de este, creen que ese dinero debería ser de ellos, pues tienen hijos que mantener, mientras que el primo de Margaret, John Ball, también necesita el dinero y por razones de una herencia de un familiar suyo, cree que ese dinero debería ser para su familia.
A pesar de todo esto, de las adversidades, el personaje de Margaret irá evolucionando y los demás llegarán a sorprendernos. Ella no es un prototipo de heroína común, no es muy hermosa, ni muy inteligente, ni muy valiente, ni muy fuerte, es simplemente una mujer normal, con sus virtudes y sus defectos. La vida tal cual era en aquel entonces, con personajes que no son planos (aunque sí hay personajes tipo) y que a veces tienen pensamientos malvados y otras no, que actúan movidos por sus propias razones y que me han parecido un buen reflejo de los seres humanos, con dudas, con deberes, con responsabilidades, con deseos…
Entre sus pretendientes hay hombres muy diferentes y me ha encantado que aunque a lo largo de la novela nos hacemos una opinión de estos, cuando esta avanza las cosas cambian y se descubren sus verdaderas personalidades. Aquel que parecía interesado puede que no lo sea, el fiable puede esconder secretos oscuros. Y así como sucede con los personajes, vemos en la trama un giro inesperado que pondrá en una delicada situación a nuestra heroína, sus actos, su fuerza, su bondad nos dibujan a una mujer ingenua a pesar de su edad, recta de moral, de buen corazón y aunque no es una mujer extremadamente inteligente, ni hermosa, ni culta, empatizamamos con ella y llegamos a apreciarla, a admirarla.

[Extracto del libro]
Considero que el deseo de casarse es la disposición natural de una mujer a la edad de… digamos entre veinticinco y treinta y cinco años, y así mismo creo que es beneficioso para el mundo en general que así sea. No hablo de la población femenina en toda su extensión, sino de aquellas mujeres cuya posición en el mundo no las somete a la necesidad de ganarse el sustento trabajando con sus propias manos. Existe, lo sé, un sentimiento ampliamente extendido entre las mujeres de que éstos es un deseo del que convendría sentirse avergonzadas; que sería provechoso para ellas si alterasen sus naturalezas en este sentido, y aprendido a encontrar placer en el estado de soltería. Muchas de las mujeres más meritorias de nuestra época están instruyendo sobre esta doctrina, y tienen el propósito de demostrar, mediante la teoría y la práctica, que una mujer soltera puede tener sin lugar a dudas cabida en el mundo y una posición dentro de él establecida, al igual que un hombre soltero. […] La verdad sobre este asunto es demasiado evidente. La vida de una mujer no es perfecta ni completa hasta que se provee de un esposo.

Tampoco es perfecta ni completa la vida de un hombre hasta que se provee de una esposa; pero la deficiencia que esto supone para un hombre, aunque quizás sea más injuriosa que su equivalente en una mujer, no es, a ojos del mundo exterior, tan manifiestamente inapropiada para él en lo que concerniente a sus responsabilidades en el mundo.

Esta novela ha sido sin duda deliciosa, no esperaba que me gustase tanto la pluma de Trollope ni que este supiese retratar tan bien la situación de una mujer como Margaret, ni de transmitirnos a través del narrador lo que le pasa a ella por la cabeza. Peco de prejuicio en este punto, siempre supongo que un escritor no me va a convencer cuando escribe desde el punto de vista de una mujer, pero Trollope me ha convencido.
Recomiendo sin dudar la novela, sobre todo para aquellas personas que disfruten con historias de la época. Es una lectura que no supe dificultades, que nos entretiene mostrándonos las reflexiones de los personajes y las decisiones que estos toman ante las diversas situaciones en que los sitúa la vida. Y además, como siempre, la edición está muy, muy cuidada, ahora incluye un lazo como punto de lectura y además de ser de tapa dura con sobrecubierta, trae como detalles marcapáginas, boletines con las novedades de la editorial, etc. Todo esto espero mostrarlo pronto en un nuevo Book Haul que dedicaré a los libros que tengo de esta editorial, así podréis ver con vuestros ojos todo el trabajo que hay detrás de estos libros. Por cierto, hay que tener en cuenta que esta obra es inédita en castellano, así que la editorial nos ofrece también la posibilidad de leer a Trollope a todos aquellos que no sabemos inglés. Espero vuestros comentarios y opiniones y que me contéis si habéis leído algo del autor con anterioridad.

 Una historia que se basa en los sentimientos humanos y en reflejar la vida de una mujer madura y soltera de la época. Las adversidades, dudas, responsabilidades y decisiones que tomará Margaret la convertirán en una heroína que es mucho más de lo que parece al principio, todo retratado con cuidado y mimo por la pluma del autor, que consigue que sus personajes sean poliédricos, con facetas nobles y oscuras al mismo tiempo.

¡Hay que leerlo!


3 comentarios :

  1. Hola, preciosa reseña de una novela que me llama mucho, espero poder leerla!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no me llama para nada

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  3. Pues no pinta nada mal. Me lo apunto!

    Besos

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.