Reseña: Orgullo y prejuicio, Jane Austen




Orgullo y prejuicio

Título: Orgullo y prejuicio
Autor: Jane Austen
Traducción: María Antonia Ibáñez
Presentación y apéndice: Ana Isabel Conejo
Ilustraciones: Enríque Flores
Editorial: Anaya
ISBN: 984-84-678-4056-8
Año de publicación: 2013
Género: Literatura Universal, Literatura inglesa
  * Gracias a la editorial Anaya por el ejemplar

Sinopsis

En la Inglaterra rural de los albores del siglo XIX, el hogar de los Bennet, una familia con cinco hijas casaderas, se verá alterado con la llegada de un rico y atractivo joven, Charles Bengley, acompañado de su mejor amigo, Darcy, aún más rico y apuesto que él, pero de carácter orgulloso y altivo. Jane, la mayor de las hermanas, y Bengley se sienten atraídos desde el primer momento.
A Elizabeth Bennet, joven alegre, sencilla y de fuerte temperamento, Darcy le resultará insoportable… Pero a medida que se van conociendo, se irán limando tanto la actitud orgullosa de él como los prejuicios de ella. A los protagonistas se unen una galería de personajes, magistralmente caracterizados por la autora, que atrapan al lector en una red de malentendidos, y situaciones cómicas y dramáticas

Mi opinión:

La familia Bennet consta del matrimonio y de cinco hijas, todas jóvenes, bonitas y casaderas, por tanto, la señora Bennet siente que su misión es encontrar un marido para cada una de sus hijas.
La llegada de un joven llamado Charles Bengley suscita la emoción de la señora Bennet y de toda la vecindad, todos esperan la celebración de un baile para conocer al nuevo inquilino de Netherfield Park y de paso presentarles a sus hijas. El joven caballero es de lo más agradable, apuesto y además bien posicionado económicamente, pero trae consigo a sus dos hermanas y aun amigo, el señor Darcy, un joven más apuesto y más rico que él, solo que tiene una personalidad tan altiva y orgullosa que no se granjea el afecto de los invitados.
Elizabeth ve contenta como su hermana mayor Jane congenia bien con el agradable Bengley, mientras ella se ve despreciada por Darcy, que no aprueba el vergonzoso comportamiento de su madre y de sus hermanas más jóvenes. Sin embargo, el paso del tiempo los llevará a conocerse mejor y a romper los prejuicios de ella y a disminuir el orgullo de él. Una novela con héroes reales, ambientada a principios del siglo XIX y que retrata las personalidades de la época con finura, precisión y humor.

Antes de empezar con la reseña propiamente dicha, tengo que admitir que reseñar una de las novelas de Jane Austen me provoca cierto temor, y es que las veo tan buenas y me gustan tanto, que creo que voy a terminar por hacer una lista de elogios, sin embargo, espero seguir el protocolo que utilizo en la demás reseñas y ser coherente.
Para empezar, tengo que aclarar que Orgullo y prejuicio es uno de los clásicos más leídos y de los que más se venden a pesar del paso de los siglos, es por tanto, un clásico en toda regla, y como siempre digo, si es un clásico por algo será.
La pluma de la autora es precisa, cuidada, llena de vocabulario y sintaxis elaborada, esto supone una gran riqueza, pero también un inconveniente para los jóvenes lectores. Sin embargo, y lo digo por experiencia, después de leerte algunos libros de este estilo, empezarás a perder esa dificultad, a mí me pasó y tomé más soltura a la hora de leer textos más elaborados. Leí por primera vez esta novela a los dieciséis y con poca trayectoria lectora, así que recomiendo la lectura de Austen en los jóvenes, pero con paciencia, yo creo que bien merece la pena.
La trama en sí es sencilla, aunque es ficción Jane Austen no crea nada fantástico o mágico en sus historias, retrata la vida de una vecindad normal en su época, eso sí, añade siempre finales felices para sus heroínas y estas tienen entre sus preocupaciones el matrimonio, ya que en aquella época era la única manera de buscarse un futuro que tenía una mujer. Por otro lado, no siempre va a lo práctico y a pesar de que no era lo común, las protagonistas terminan casándose por amor, pero vemos en los segundarios que no siempre es así.
Hay reflexiones, ironía, humor, momentos de tensión y sobre todo, un análisis profundo del comportamiento de los personajes y en ocasiones, críticas no tan veladas al comportamiento de la sociedad, que es lo que hace que las lecturas de Austen sean todavía mejores.
Orgullo y prejuicio nos habla de una familia numerosa, los Bennet, un matrimonio que tiene cinco hijas, pensad que en esos tiempos una hija era casi un problema, ya que hay que buscarle un marido bien posicionado, y si no tiene una gran dote, va a ser difícil. Los Bennet no van sobrados de dinero y lo peor es que al ser todas mujeres, ninguna puede heredar, por lo tanto, a la muerte del señor Bennet, sus propiedades pasarían a un heredero lejano, dejando a su mujer y a sus hijas desamparadas. Esto es algo que también pasa en Sentido y sensibilidad, muestra de que la autora no aprobaba esta ley.
Lo esencial de la novela son los personajes y las relaciones que los unen. La protagonista femenina es Elizabeth Bennet, la segunda hija de los Bennet, quien adora a su hermana mayor Jane, la más bella de todas. Sus hermanas menores no son nada parecidas a ellas, les gustan demasiado los bailes, el cotilleo y los oficiales, son más parecidas a su madre y no cuidan bien los modales y la presencia, lo que causará que Lizzy y Jane tengan que pasar grandes momentos de vergüenza.
Elizabeth es una joven de carácter, con ideas propias, vivaz y alegre y se siente feliz al ver que el amor de su hermana Jane por Bengley es correspondido. No obstante, el amigo de este, el señor Darcy, le cae muy mal y no solo por despreciarla en público, sino por su actitud tan altanera y orgullosa.
El señor Darcy será el protagonista masculino de esta historia, proveniente de una familia aristocrática muy bien posicionada, tiene cierta tendencia al orgullo, algo que no considera un defecto y aunque quiere a su amigo Bengley, él no puede ser tan sociable como él y no piensa esforzarse en mostrarse simpático ante personas tan vulgares como los Bennet, solo la hermana mayor merece atención. Pero lo que no espera Darcy es que después de conocer poco a poco el carácter de Elizabeth empiece a sentir más que simpatía por esta.

[Extracto del libro]
—Tú estás bailando con la única chica guapa del salón —dijo el señor Darcy mirando a la mayor de las Bennet.
—¡Oh ¡Ella es la criatura más hermosa que he visto en mi vida! Pero justo detrás de ti está sentada una de sus hermanas, que es muy guapa y apostaría a que muy agradable. Deja que le pida a mi pareja que te la presente.
—¿Qué dices? —y, volviéndose, miró por un momento a Elizabeth, hasta que sus miradas se cruzaron, él apartó inmediatamente la suya y dijo fríamente—: No está mal, pero no es lo bastante guapa como para tentarme; y no estoy de humor para hacer caso a las jóvenes a las que han dado de lado otros. Es mejor que vuelvas con tu pareja y disfrutes de sus sonrisas  porque estás malgastando el tiempo conmigo.

Este entresijo de sentimientos formará el nudo de la historia, hasta que podaos poco a poco descubrir que es lo que de verdad sienten, lo que se arrepienten de haber hecho o haber dicho y como termina la relación entre ellos.
Hay momentos de verdadera tensión entre ellos y creo que también se nos muestra la oportunidad de ver cuáles eran los problemas que un comportamiento inadecuado puede acarrear para una persona y su familia en aquella época.
Según lo que dije anteriormente, las tramas de la autora son sencillas y realistas, pero eso no hace que sean aburridas o sosas, tienen un alto grado de interés y su forma de escribir es tan buena, que en ningún momento quieres dejar de leer.
Los personajes son lo fuerte de la autora y a través de ellos se mueve para mostrarnos algunas de las personalidades que seguramente conocía. Desde una altiva duquesa que solo sabe dar órdenes, hasta a un mentecato dispuesto a obedecerlas todas y dar las gracias por la oportunidad de poder servir. Hay personajes cómicos de lo cuales nos podemos reír (Collins, la señora Bennet), otros que son tiernos (Bengley, Jane), algunos nos hacen desear dar una patada en el suelo (Lydia, Wickham, la señora Bennet, la señorita Bengley) y otros que te encantarán (Elizabeth, Darcy). Hay una gran variedad y todos excelentemente caracterizados, a pesar de que no hay grandes descripciones físicas.
En conjunto, creo que todas las novelas de Jane Austen tiene algo que las hace especial, diferentes y que consigue en quienes las leen, que se vuelvan fans de la autora.

[Extracto del libro]
—¡Qué encantadora diversión para la juventud, señor Darcy! Mirándolo bien, no hay nada como el baile. Lo considero como uno de los mejores refinamientos  de las sociedades más distinguidas.

—Ciertamente, señor, y también tiene la ventaja de estar de moda entre las sociedades menos distinguidas del mundo; todos los salvajes bailan.

Además del libro, tengo que hablar de la edición de esta editorial y aunque ya sé que siempre comentamos algo de las ediciones, portadas, diseños y demás de los libros actuales, a la hora de leer, y de comprar un clásico, soy más quisquillosa. Orgullo y prejuicio es un libro que releeré muchas veces a la largo de mi vida, así que me gusta tener una edición fiable, amena, bien traducida y que se adapte a mis gustos. La primera vez que leí la novela, lo hice en una edición que no traducía el “señor”, “señora”, dejaba Mr. Darcy y al no estar acostumbrada a la nomenclatura, el detalle no me gustó. También os advierto que en esto de las traducciones nos podemos encontrar con problemas, como traductores que cambian los nombres, en lugar de Catherine, pondrían Catalina, lo que es un error garrafal, ya que solo se traducen los nombres de las casas reales y de los papas. Por experiencia, os recomiendo siempre ver bien la edición que vais a escoger, yo me dejé guiar por la portada de mi ejemplar de Jane Eyre y al leerlo descubrí que no me gustaba nada la traducción, así que cuando pueda me haré con un ejemplar que se adapte a mis criterios.
Y volviendo al meollo del asunto, os tengo que decir que la edición que Anaya nos presenta por el bicentenario de la publicación de la novela, está muy bien, además de estar a un precio asequible. Creo que la que se considera la mejor traducción al español de la novela está publicada por Alianza, pero yo me he sentido muy a gusto con la traducción que aquí se presenta y además, es magnífica para los que empiezan, ya que hay varias notas al pie de página que explican lugares, nombres, sucesos, etc para entender mejor la historia y a los márgenes también se incluyen notas sobre vocabulario, como landó, muselina, batista, faetón, jaca… y demás palabras típicas del momento histórico que emplean los personajes. Esto me parece un detalle muy práctico y curioso y he disfrutado leyéndolas todas.
Además, se da una pequeña biografía de la autora antes de iniciar la novela, escrito por Ana Isabel Conejo, y al final se agrega un apéndice escrito también por la misma autora, donde se nos presenta un relato que sigue un poco la vida de Elizabeth y Darcy, pero no os preocupéis, porque no os encontraréis con nada que estropee la historia. Es un relato muy breve, que mantiene bien a los personajes y que no busca otra cosa que dejar un buen sabor de boca. Me ha gustado mucho, me ha parecido curioso e ingenioso y lo he terminado con una sonrisa.
Y ahora ya nos desplazamos a lo superficial y si bien es una edición recomendada para escolares (bachillerato y E.S.O.) creo que tiene una portada bonita, aunque la tipografía del título no me gusta, está bien encuadernada, las páginas son de buena calidad y el detalle de las páginas son las figuras de Elizabeth y Darcy, algo que me ha gustado mucho, también tiene ilustraciones a lo largo de la novela, que siempre es interesante pararse a verlas.
En general, estoy muy contenta de haber pedido el libro y ahora tengo ganas de leerme las otras novelas de Austen, pero tengo muchas lecturas por delante y creo que esperaré a terminarlas.
Os recomiendo el libro con todas mis ganas, creo que es una lectura maravillosa, que ha gustado a muchos y muchas y que sigue gustando a pesar de los años, espero que os animéis y que lo disfrutéis tanto como yo.
  La obra más conocida de Jane Austen bajo una buena edición de Anaya, que nos presenta la historia de Elizabeth Bennet y Fiztwilliam Darcy, dos jóvenes que se apresuran a hacerse ideas equivocadas el uno del otro y a llevarse la una por los prejuicios y el otro por el orgullo. Una gran novela que sencillamente hay que recomendar.


¡Hay que leerlo!



12 comentarios :

  1. Le tengo muchas ganas al libro.
    Te sigo! :33

    Saludos:)

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer este libro, pero hay algo que siempre me echa para atras... y no se que es. pero vamos, que algun dia lo leo fijo :)

    me alwgra ver que te haya gustado. estupenda reseña.
    un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Cuánto me ha gustado tu reseña, es uno de mis libros favoritos y estoy completamente de acuerdo en que hay que leerlo :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Seguramente algún día me ponga con este libro :)

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo. Merece la pena leerlo.

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de leer este clásico, así como las demás novelas de la autora.
    Gracias por la reseña, ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó este librito, son fan de la peli, serie y el libro! jeje

    Besos =)

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de la autora >.<

    Besoooos =)

    ResponderEliminar
  9. Lo leí hace muuuchos años! y como bien dices es un libro, que hay que leer.

    Besos:)

    ResponderEliminar
  10. Es uno de mis libros favoritos y para mi es un imprescindible. Tiene de todo, amor, ironía, humor, crítica social....es perfecto! Aix, Mr.Darcy....♥

    ResponderEliminar

Los comentarios son esenciales para mantener vivo un blog, como dicen por ahí son su alimento, así que deja el tuyo y ayuda a que este sitio siga en pie. Unas simples palabras dando tu opinión me animan a seguir, pero por favor:

-NO hagas publicidad, ni dejes enlaces.
-Sé RESPETUOSO.

Todos los comentarios que no cumplan con esto, serán eliminados.